terramedicina

 

TERRAMEDICINA

La actividad humana llamada Medicina, ha sido motivo de diversas interpretaciones desde Hipócrates y a través de toda la historia. Dicha profesión es sin duda la más criticada y solicitada, porque cuando se trata de las enfermedades que hieren a los seres humanos y que les recuerdan que la vida es breve, nadie escapa de recurrir a ella. La medicina, como las otras ciencias, se apoyó también en el modelo newtoniano-cartesiano. De la influencia de este paradigma en el pensamiento médico, resultó el llamado modelo biomédico, que constituye la base conceptual de la medicina científica tradicional.

No debe extrañar que el por ese enfoque, cuerpo humano haya sido considerado como una máquina que puede analizarse desde el punto de vista de sus partes; que la enfermedad es el causada por el funcionamiento defectuoso de los diversos aparatos y órganos del cuerpo humano  y la tarea del médico es intervenir, física o químicamente, para corregir las disfunciones de un mecanismo específico.  

Ciertamente, el enfoque biomédico de la salud seguirá siendo muy útil, de igual manera que el esquema newtoniano sigue siéndolo en muchos campos de la ciencia clásica, siempre y cuando se reconozcan sus limitaciones. Los avances de la Medicina a partir del siglo XX determinaron que los profesionales de la salud, acepten que un análisis reduccionista de la máquina del cuerpo no puede proporcionar un entendimiento completo del problema humano. La investigación biomédica tuvo que integrarse en un sistema de asistencia sanitaria mucho más extenso, que conciba las manifestaciones de los males de la humanidad como resultados de una interacción entre mente, cuerpo y entorno, y los trate de acuerdo con esta compleja interdependencia. Emergió entonces, un nuevo paradigma, conocido como modelo biopsicosocial, por el cual el enfoque de la Medicina no es centrado en el paciente sino también en su entorno (familia, trabajo,amigos,etc.). Otras disciplinas fueron necesarias para lograr ese objetivo. En el mundo contemporáneo, a través del desarrollo de las ciencias que estudian al hombre, podemos afirmar que el análisis de temas, como la vida, la salud, la enfermedad y la muerte, no es patrimonio de las ciencias médicas, sino también de otras ciencias, como la antropología, la sociología, la psicología, etc.  

En la Argentina, en las últimas décadas, el envejecimiento de la población, las transformaciones en los estilos de vida de los individuos, las familias, las comunidades y el trabajo, van conformando un nuevo perfil epidemiológico, terminando de modificar los indicadores de salud, como lo son  la morbilidad y la mortalidad de las poblaciones. Entre los cambios que se producen,  puede constar que disminuyen o desaparecen las infecciones prevenibles por vacunación. Persisten, aparecen o reaparecen algunas de otras enfermedades infectocontagiosas. También  existe un aumento de afecciones en el período perinatal,  de las enfermedades crónicas y degenerativas, de las derivadas de la contaminación medioambiental y los problemas psicosociales causados en el nuevo contexto social, los cuales  se manifiestan en los aumentos en las tasas de morbi-mortalidad por accidentes, hechos violentos, suicidios, consumo de estupefacientes, etc. Coexisten las enfermedades que generan el hiperconsumo de las clases privilegiadas y las que se producen por el aumento de los nuevos pobres. La Organización Mundial de la Salud ha publicado un trabajo elaborado por un "grupo de expertos en el cual se analizan las previsiones de cambios en el orden de las 10 principales enfermedades en el mundo desde 1990 al 2020.

El estudio enfoca los problemas de salud en términos de "carga de enfermedad", medida como años ajustados por el grado de discapacidad. Se constató en los años noventa, que las causas más prevalentes, la determinaron las infecciones respiratorias, enfermedades diarreicas, perinatales y depresión. La proyección indica que para el año 2020, estas posiciones estarán ocupadas por las cardiopatías isquémicas, la depresión, los accidentes de tránsito y la enfermedad cerebrovascular. Esta predicción advierte que se avecinan nuevos cambios en el perfil epidemiológico, con alta prevalencia de discapacidades que resultarían del aumento en la expectativa de vida al nacer, como también de las características del ambiente socioeconómico y cultural, expresado en los cambios en estilo de vida. Sólo con una medicina preventiva, anticipatoria a los eventos,  es posible conseguir ambientes más saludables y cambios en la manera de vivir y envejecer. Esta consideración nos lleva a la certeza que el bienestar o la excelencia en salud, no podrá conseguirse en el futura con la medicina, sino que va ser necesario avanzar no sólo en las ciencias de salud, sino en otras áreas tales como educación, trabajo, seguridad y justicia. "La salud es tan importante, que no se debe dejar solamente en manos de los médicos". Por todo lo expuesto, deseamos que este sitio de salud contribuya a mejorar la información que la población tiene de temas relacionados con el proceso salud-enfermedad. La salud es uno de los temas más buscados en las redes sociales y se puede encontrar mucha oferta para esa demanda, pero debemos advertir que no todos son sustentados científicamente.  

Actualmente, el notable aumento de sitios web con información de salud ha motivado que los demás medios (gráficos, radio, televisión) deban revisar la forma de captar lectores y audiencias, al punto de modificar sus propios esquemas. Y en este sentido, existen estudios que dan cuenta de que un 40 por ciento del interés del público está asociado con la salud y que todas las comunidades han manifestado siempre su firme voluntad y deseo de tender al “bienestar general”, ó garantizar el acceso a la salud. Por ello, es necesario resignificar el capital social que encierra hablar de “salud”, porque implica un proceso de construcción social y los que nos ocupamos de informar sobre ella, debemos asumir nuestro  desempeño con responsabilidad profesional, sin quedar entrampados en la mera difusión propagandística, de manera lograr que la información de salud sea atractiva, con un fehaciente descripción de los temas, sencilla, pero científicamente cierta. En los temas que se desarrollan, no sólo se considera lo que atañe a la etiología de los procesos patológicos, sus signos y síntomas y los diversos cuadros clínicos, sino también se pondera la necesidad de un buen diagnóstico, que es el único camino para lograr un tratamiento eficaz. Finalmente queremos enfatizar la importancia que un médico considere  al individuo enfermo como una “persona” que tiene un “entorno” (el más importante, su  familia) que no debe ser ignorado, si se pretende alcanzar una terapéutica integral.


comments powered by Disqus