condiciones psicofisicas del conductor para evitar accidentes de transito

 

 

CONDICIONES PSICOFISICAS DEL CONDUCTOR PARA EVITAR ACCIDENTES DE TRANSITO

 

El conductor es el responsable de que su conducción se efectúe con seguridad, lo que dependerá entre otros elementos de su estado psicofísico .-
Toda persona que maneja un vehículo debe adaptarse a continuos cambios que se dan en la circulación. Para la adaptación a tales cambios van a intervenir una serie de aspectos psicológicos que van a determinar la forma en cómo se va a procesar la respuesta del conductor .
El conductor deberá poseer:

  • Aptitudes físicas
  • Aptitudes psicológicas
  • Conocimientos teóricos y prácticos.
  • LA VISTA:  es el sentido más importante para la conducción, pues es el que nos ofrece mayor información sobre el entorno, es decir, el vehículo, la vía, las señales, velocidades, distancias, otros usuarios, obstáculos, etc. Por lo tanto, es fundamental que este sentido esté en buen estado.

 

No basta con mirar, ¡Error!Marcador no definido. hay que saber ver para prescindir de la información que no interesa y hacerlo con anticipación y rapidez para reaccionar a tiempo ante las posibles contingencias
El campo visual  es todo aquello que abarca la vista al mirar de frente hacia un punto fijo y se mide por los grados del ángulo dentro del cual percibimos los objetos. El ángulo visual  será menor cuando un objeto esté más alejado y mayor cuando el objeto esté más cercano.
El campo visual se estrecha cuando el conductor ha ingerido bebidas alcohólicas, produciéndose el efecto de "visión túnel" ; Igualmente, también se estrecha con el incremento de velocidad, al exigir fijar la vista más lejos.
Durante la noche la conducción es más peligrosa pues la visión nocturna requiere mayor adaptación de acomodación de la retina. La percepción de los objetos y los obstáculos es más difícil.
También influyen negativamente los deslumbramientos  externos e internos

  • LA AUDICIÓN:  es otro sentido muy importante para la conducción, pues es el que  permite distinguir los sonidos y su intensidad, además de localizar el lugar de su procedencia. Los trastornos de la vista y la audición deben compensarse y ser motivo de estricto control para facultar la  condución vehículos .
  • falta de sueño, cansancio, fatiga: (provocan disminución de atención o estado de vigilia)  estas condiciones al momento de conducir producen:
  • Disminución de la capacidad de reacción e incremento  del tiempo de reacción.
  • Relajamiento muscular con alteraciones en el sistema motriz.
  • Descenso de  la capacidad de concentración aumentando las distracciones.
  • Alteraciones en la percepción identificándose peor los objetos, señales, luces, velocidades, distancias, etc.
  • Modificación del comportamiento produciendo una falta    de precisión en la ejecución de maniobras, así como conductas de mayor riesgo.
  • La personalidad: determina el comportamiento. Ya hemos abundado sobre el tema, y el manejo vehicular no escapa a los avatares de esta condición humana. Habrá conductores juiciosos, ordenados y respetuosos de las normas y leyes, las que conocen, comprenden, internalizan y siguen sin desvíos, y seguramente nos encontraremos con negligentes, imprudentes e inclusos mal intencionados, en los que su propia vida y la del prójimo, desde su óptica extraviada de valores carecen de sentido. “Lo importante con estos últimos es identificarlos y denunciarlos”.

A aquellos que no respetan reglas, que violan luz roja, que exceden velocidades, que corren “picadas”,  que retoman avenidas y calles de contramano, que demuestran desprecio por la sociedad, deben penarse con el máximo rigor. Así lo está entendiendo nuestra justicia.
Última jurisprudencia en Argentina, muestra fallos donde los graves siniestros por choques o atropellos que culminaron con la muerte de las víctimas y donde se comprobaron procederes dolosos de los conductores, fueron tipificados como homicidios simples y los responsables recibieron severas condenas de cárcel.

 

 

 


comments powered by Disqus