fases de una accidente de transito

 

 

 

FASES DE UN ACCIDENTE DE TRANSITO

El modelo se analiza sobre la base del ejemplo del tránsito.

Ocurre en el sistema del transporte  automotor, cuyos componentes son los usuarios, su proceso específico es el tránsito y sus objetivos los de posibilitar el traslado de personas y bienes. Los accidentes y lesiones son síntomas de fallas en el funcionamiento de este sistema, que pueden explicarse analizando retrospectivamente la interacción entre usuarios, vehículos y vías, los niveles de decisión del sistema y los valores de la sociedad en que está inmerso.



1ra. Etapa. Contexto
Constituye el marco más amplio, a partir del cual se dan acciones sucesivas que condicionan las alternativas que rodearán a los participantes. Incluye los factores más alejados en tiempo u espacio del lugar y momento en que ocurre el accidente. Ellos condicionan la necesidad  de transportarse de la población (por ejemplo distancia entre la vivienda y el lugar de trabajo).

2da.  Etapa. Componentes
De acuerdo a la manera como se  resuelve la necesidad planteada se configuran los riesgos a ser superados. Así se opta por un modo de transporte y en el caso del automotor (conductor) un itinerario y un tiempo de viaje. El proceso de las etapas 1 y 2 implica la generación de viajes, modos y reparto de vías, en fin, demandas de un conductor en particular.
Estas primeras etapas determinan la exposición al riesgo.

3ra. Etapa. Proceso. Tránsito
Comienza con la incorporación efectiva del usuario al sistema. Es el pre accidente clásico.
El proceso puede describirse por dos componentes: el desempeño del conductor y las demandas que va superando (el mismo, medio físico y demás usuarios).
En estos dos componentes están condensados los elementos de la tríada  epidemiológica y su dinámica es la interrelación entre persona, vehículo y vía de circulación. La misma se da a través de un proceso circular continuo que implica: detección sensorial, percepción, comprensión, decisión y acción.
Una vez comprendida la información se decide la conducta. Estas decisiones van desde las más reflexivas hasta las más automáticas o reflejas. La conducta decidida se ejecuta a través de elecciones sobre los mandos, a efectos de modificar la dirección, velocidad y comunicación con otros usuarios.
El proceso descripto lleva un tiempo llamado de reacción. Sumado este tiempo al  necesario para que el vehículo se detenga se  obtiene el tiempo de detención, que varía en función del tipo de vehículo, pavimento, clima.
A este tiempo objetivo (impreciso para el conductor) el conductor le adiciona un margen de seguridad personal y variable entre los individuos.
El margen de seguridad mantiene una separación entre las demandas y el desempeño, separación que sufre constantes alternativas en más y en menos. La tarea del conductor es mantener ese margen, lo que realiza mediante la conducta estratégica, electiva  y voluntaria.

Cuando el margen se estrecha la situación es salvada por una conducta más refleja e instintiva vinculadas con las capacidades psicotécnicas destinadas a superar situaciones conflictivas establecidas.
De esta manera, entre el transito “normal”  y el accidente se dan una serie de alternativas intermedias como: error, bajo margen de seguridad y del desempeño.
El accidente ocurre cuando a estos factores se añade un elemento aleatorio (error de otro conductor, deslizamiento de los neumáticos, etc.) que no puede ser superada por el desempeño. Es decir, ocurre una pérdida de control del vehículo, aunque el conductor mantenga un control de sus mandos.

4ta. Y 5ta. Etapas. Pérdida de control. Lesiones.
La perdida de control  e impacto del vehículo están separados por fracciones de segundos del impacto del ocupante contra las estructuras internas del vehículo, y en el caso del peatón son simultáneas. La separación conceptual de los dos procesos permite concebir medidas de prevención secundarias destinadas a evitar o disminuir el efecto de la segunda fase (o de impacto), aunque la primera, (la pérdida de control) no pueda evitarse.
Las lesiones del ocupante dependen de la velocidad inicial, aquella que lleva por inercia cuando el vehículo  se detiene, tiempo en que se desacelera, lugar y área corporal impactada y superficie contra la cual ocurre.
Los cinturones de seguridad retienen al ocupante absorbiendo parte de la energía cinética a través de un estiramiento, por lo que a velocidad elevada puede haber un desplazamiento importante, lo que hace que vehículos pequeños sean menos seguros por falta de espacio, más que por fragilidad estructural .

6ta. Etapa. Atención de los lesionados
Comprende la atención paramédica que realiza los primeros auxilios, y médica específica que brinda la asistencia especializada.

7ta.  Etapa. Síntesis del proceso y análisis estadístico.
Desde el punto de vista de las consecuencias para las personas, un tiempo después del accidente puede hacerse un balance de los resultados. Las víctimas fatales pueden ocurrir  en el momento del hecho o un tiempo después, en cuyo caso reflejan también la eficacia del sistema de atención médica.


comments powered by Disqus