los traumatismos

 

LOS TRAUMATISMOS

Considerando que también las heridas y las quemaduras son traumatismos y que ya fueron descriptas, se detallará en este apartado aquellas lesiones en huesos, articulaciones y músculos, pasibles de un primer auxilio correcto hasta el traslado hospitalario.
Estas lesiones ocurren con frecuencia, son dolorosas y si no son atendidas correctamente pueden complicarse, dejar incapacitada a la víctima o incluso provocar su muerte.
Los principales traumatismos que con frecuencia se observan, devienen en fracturas, esguinces, luxaciones y desgarros. A veces para el socorrista es difícil diferenciar en sus comienzos y por los signos y síntomas estas afecciones, ya que muchas de ellas se manifiestan de manera similar, por lo que desde un principio es recomendable abordarlas con los máximos recaudos de atención para posibles encuadres de gravedad.


  • Merecerá especial atención el traumatismo de cráneo y el de columna cervical, por el tratamiento inicial y por las graves consecuencias de realizar una incorrecta maniobra de movilización.
    Fracturas:
    Ocurren cuando un hueso se rompe total o parcialmente, generalmente por una fuerza considerable sobre el mismo. Es más frecuente en niños y ancianos por la fragilidad del tejido óseo que poseen. Ponen en peligro la vida sólo si se complican con graves  hemorragias o comprometen la médula espinal .

    Pueden ser abiertas (fracturas expuestas) o cerradas y a su vez múltiples (en varios fragmentos), únicas (un solo trazo fracturario), completa (el hueso se ha separado en dos fragmentos) o incompleta (el hueso se ha astillado o fisurado.   
    Ejemplo:  la fractura en tallo verde del antebrazo en los niños)
    Luxaciones:
    Se producen por el desplazamiento de las caras articulares. También son causadas por una fuerza violenta que desgarra los ligamentos que mantenían firme la articulación.
    Se luxan frecuentemente hombro, codo, cadera, rodilla, tobillo y dedos.
    También en caso de accidente automovilístico es común la luxación de vértebras cervicales.
    Esguinces:
    Se producen por distensión exagerada de una articulación, con todos sus componentes. Generalmente hay ruptura ligamentaria y/o capsular y estiramiento tendinoso.
    Un esguince severo puede incluir una fractura. Las articulaciones más frecuentes que sufren esguinces son codo, rodilla, muñeca y tobillo.
    Desgarro muscular: Ruptura de fibras musculares que ocurre por un estiramiento excesivo. Generalmente afectan a los músculos del cuello, espalda y muslo.


comments powered by Disqus