medidas para disminuir los accidentes de transito


MEDIDAS PARA DISMINUIR LOS ACCIDENTES DE TRANSITO

De ningún tema referido a prevención de accidentes, se ha hablado, opinado, presentado proyectos de ley, hecho campañas educativas o intentado aplicar medidas represivas como en los accidentes de tránsito.
Sabemos que éstos constituyen uno de los factores de riesgo más prevalentes de lesión y muerte, una de las fuentes de incapacidad más costosas y la causa más importante de años de vida potencialmente perdidos.


En los accidentes de tránsito, existen tres factores que los provocan:

  1. el  hombre
  2. el vehículo
  3. el pavimento

Cada uno de ellos por sí, o los tres juntos pueden provocar la tragedia, pero en el 95% de los casos las fallas del conductor o del peatón son los causantes,  que si  bien no son intencionales, bien se podría decir que son voluntarias, porque si bien se sabe que no se debe manejar con exceso de velocidad, alcoholizado o cansado, muchas veces esas acciones se cometen con marcado descuido.

Múltiples campañas de prevención son desplegadas por parte de los Gobiernos Nacionales, Provinciales y Municipales, la Policía, y también por Organizaciones No Gubernamentales (Luchemos por la Vida o el Centro de Información y Asistencia en Accidentes de Tránsito –CIAAT-).
Cada año las propagandas de educación vial muestran más de cerca y más creíble la realidad cotidiana: una persona  hablando de su  familia destrozada por un choque, una nena preguntándose por qué su padre no usaba el cinturón de seguridad, o voces tratando de “explicar” porqué van a mayor velocidad de la permitida.
A todo ello se vislumbra un fuerte compromiso de las autoridades que conjuntamente con la acción educativa deciden hacer cumplir las normas de tránsito con importantes multas a los infractores y con la obligatoriedad de asistir a un curso sobre educación vial para obtener o renovar el registro de conductor.

Resultados:
Más autos y un 61% menos de muertos en accidentes de tránsito que en enero del año 2000, es, según cifras de Vialidad Nacional, el balance del movimiento en las principales rutas del país en enero de 2001.
Durante ese mes, ( 01/01 ), alrededor de 3.263.900 vehículos circularon por las rutas que conducen a los destinos más visitados de la temporada: Bariloche, San Martín de los Andes, Puerto Madryn, Córdoba, San Luis, Mendoza, Gualeguaychú y cruces a países vecinos y por supuesto, localidades de la Costa Atlántica.
Por esos caminos en enero de 2000 circularon 3.251.000 autos y hubo 47 muertos, mientras que en enero de 2001 las muertes disminuyeron a 18 .
Durante el año 2001 las campañas de prevención del Estado se incrementaron en  un 60%. Su impacto determina una mayor concientización al tomar el volante.
También influyeron el aumento de los controles policiales en las rutas (de alcoholemia, y de verificación técnica vehicular) y la obligación de transitar a cualquier hora con las luces medias o bajas encendidas.

Otro factor también fue el meteorológico ya que durante enero no hubo importantes bancos de niebla. A pesar de las campañas preventivas, la tipología de las infracciones demuestra que aún existe apuro por llegar. En las autopistas, la principal infracción cometida fue la de no respetar las velocidades máximas y en los caminos que tienen una mano en cada sentido, la infracción más reiterada fue sobrepasar la doble línea amarilla en puentes y curvas.
Si se pone atención en los accidentes ocurridos (no en las muertes), estos  TAMBIÉN DISMINUYERON  EN UN 20%, y fueron debidos a despistes o vuelcos originados en maniobras bruscas a altas velocidades, siendo una de las principales causas el cansancio.
Un hecho positivo de destacar en la prevención - legislación de accidentes de tránsito -  es la Ley que el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires promulgó en el mes de diciembre de 2000 que obliga a circular con las luces medias o cortas de los vehículos encendidas las  24 horas para quienes circulen por rutas, autopistas y caminos rurales. Lo que es realmente importante y promisorio es que el 80% de los autos circulantes cumplieron con la norma. Es decir, la EDUCACIÓN Y LA CONCIENTIZACIÓN funcionaron para la amplia mayoría.
Recordemos por último que NO HAY CIUDAD EN EL MUNDO QUE HAYA LOGRADO AUMENTAR LA SEGURIDAD VIAL Y DISMINUIR LOS ÍNDICES DE ACCIDENTES  SIN IMPLEMENTAR FÉRREOS CONTROLES DE TRANSITO .


comments powered by Disqus