prevencion de accidentes


PREVENCION DE ACCIDENTES

El avance  de la ciencia y de la tecnología que trajo consigo el siglo XX, produjo un sin fin de cambios de la vida cotidiana. Las comunicaciones acercaron puntos remotos del planeta, y es más, se pudo observar al instante la presencia del hombre en la Luna, algo que décadas atrás hubiera sido solo un sueño. El confort tanto en la casa como en los lugares de trabajo, el constante avance en la calidad de los medios de locomoción, tanto terrestres como marítimos y aéreos, han provocado que el hombre moderno se mueva en un mundo vertiginoso y de constante cambio, con un ritmo que  parece no tener fin . No obstante ello han surgido nuevas patologías que la medicina enfrenta  con todos los medios disponibles para poder disminuir los índices de mortalidad. 

El Síndrome de Inmuno Deficiencia Adquirida, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades tumorales y los Accidentes son las causas principales de enfermedad y muerte que el siglo XX  le ha legado  al Siglo XXI. Sin embargo y a pesar de los notables descubrimientos científicos  que ocurren día  a día, la medicina moderna se ha convencido que la mejor manera de controlar el avance de las enfermedades del mundo moderno es LA PREVENCIÓN. Y no existe arma más eficaz para  prevenir que la EDUCACIÓN.

El conocimiento médico, de las enfermedades y sus causas, otrora limitado exclusivamente a los profesionales de la salud, se ha ido poco a poco abriendo a la comunidad, ya se para indicar la conveniencia del examen ginecológico anual para la mujer adulta, ya sea para explicar las consecuencias del mal hábito de fumar o para prevenir accidentes, tanto en el hogar, el trabajo o la vía pública. Es por ello que tanto organizaciones gubernamentales como no gubernamentales se han abocado a esta tarea. El Hospital, la Escuela, el Centro de Salud, el Club o la Sociedad de Fomento Barrial, se han convertido en lugares para la información de agentes multiplicadores en la prevención de patologías. Además de lo explicado, también la comunidad debe necesariamente saber cómo actuar correctamente en aquellos casos cuando el accidente, por ejemplo ha ocurrido.

El hombre común tiene que poseer los conocimientos necesarios para actuar ante una emergencia en la vía pública, en su hogar, en el lugar de trabajo o en el sitio de esparcimiento. Debe saber reconocer y proceder. Esos minutos que van desde que el accidente se produjo, hasta la llegada  del profesional médico ó paramédico, pueden resultar eternos, y es allí donde hay que procurar aplicar aquellos conocimientos adquiridos en aras de prolongar una vida, que sin duda puede ser salvada. Es fundamental hacer una Reanimación Cardiovascular Básica correcta si la circunstancia lo indica, como también es fundamental saber qué NO hacer en un accidente  de tránsito con el fin  de no ocasionar más daño . No debemos olvidar también aquellos accidentes masivos, que por su magnitud, son llamados siniestros ó catástrofes, y en los cuales el agente sanitario convenientemente entrenado y  educado pasa a ser un colaborador de primer nivel para las fuerzas de rescate (médicos, paramédicos, bomberos, policía, etc.)

Pensemos en siniestros o catástrofes no solamente de aquellas provocadas por las fuerzas naturales (terremotos, inundaciones, tornados) sino también  en las provocadas por el hombre, que parecían tan lejanas, que parecían sólo noticias trascendidas de países remotos, pero que actualmente se han instalado aquí, logrando que formemos parte del mapa trágico de los grandes atentados. En definitiva: “cuanto más aprendemos más crecemos”  y el trasmitir lo maravilloso que es poder ayudar al prójimo, en este caso ante la ocurrencia  siniestros, y que los conceptos y criterios se multipliquen a través de la formación continua de los docente, cumple con los  objetivos fijados por la Atención Primaria de la Salud.

 


comments powered by Disqus