acne




ACNE

GENERALIDADES: El acné es una de las patologías de la piel más frecuentes en las personas adolescentes y en adultos jóvenes. También fue una enfermedad ya descripta hace siglos en diferentes documentos hallados, donde se describían los síntomas y signos del acné, como también los primeros intentos de tratamiento rudimentario para combatirlo. A pesar que estamos en el siglo XXI, todavía esta dermopatia sigue siendo un desafío para la medicina moderna. Mucho se ha avanzado en la tipificación del acné y los diversos grados que puede sufrir el proceso acneico en su evolución, determinaron que hoy se consideren diferentes acné, a tal punto que algunos lo denominan por su plural: los acnés.

CARACTERÍSTICA COMUNES DE LOS DISTINTOS ACNÉS: como se trata de una enfermedad crónica de los folículos pilosebáceos, los signos que predominan en los acnés son: hipersecreción de las glándulas sebáceas, acumulación patológica de sebo dentro de los conductos excretores, presencia de bacterias que obturan los poros de la piel, aparición de comedones, quistes (con contenido de sebo) y pústulas (con contenido de pus). En algunos casos de evolución más grave pueden existir cicatrices residuales visibles. La lesión fundamental de los acnés ES EL COMEDON. Se llama “comedón” a un filamento seborreico viejo, enquistado, con cubierta córnea, que contiene en su interior bacterias anaerobias (que se desarrollan sin oxígeno). El comedón generalmente coexiste con seborrea e hiperqueratosis del orificio folicular. El lugar del cuerpo donde más frecuentemente aparecen los acnés es: CARA, CUELLO, PARTE SUPERIOR DE TORAX, A VECES OREJAS Y OJOS.


ACNES DE DIVERSOS GRADOS DE EVOLUCION
GRADO I: Solo existen comedones
GRADO II: Al grado anterior se les agrega la aparición de máculas, pápulas y pústulas
GRADO III: Además hay nódulos, tubérculos que alternan con zonas de abcesos
GRADO IV: Es la extensión de las lesiones que se encuentran en el grado III, que aparecen en oras zonas del cuerpo.


ACNES DE DIVERSOS TIPOS
Existen varias tipificaciones de los acnés, según el enfoque que se utilice. Una de las más utilizadas es la que se basa la anatomía patológica de las lesiones. Según este análisis permite la siguiente clasificación de los distintos acnés.
ACNE VULGAR: caracterizado por la existencia de comedones, eritemas, pápulas, pústulas y nódulos en cara, cuello y hasta parte superior del tórax.
ACNE COMEDONIANO: Concomitante con piel seborreica, es la forma más leves de los acnés.
ACNE PAPULOSO: los comedones presentan un proceso inflamatorio intenso y algunos convertidos en pústulas.
ACNE ATROFICO: son los tipos de acnés que evolucionan a formas más graves, dejando como secuelas pequeñas depresiones de la piel y cicatrices anestésicas.
ACNE CONGLOBATA: comedones hipertróficos, alternando con abscesos y fistulas que se intercomunican. También es una forma grave de acnés, donde pueden coexistir también quistes y nódulos inflamatorios. Puede estar asociado a enfermedades sistémicas.
ACNE PREMENSTRUAL: está incluido en los acnés hormonales, que aparecen o empeoran por alteración del nivel de hormonas sexuales. El período premenstrual es uno de los momentos en que puede haber alteración hormonal en las mujeres.
ACNE QUELOIDEO: se establece cuando en los acnés con cicatrices, alguno de estos pacientes tienen cicatrices que engrosan y se sobre-elevan de la superficie cutánea, formando cicatrices viciosas denominadas queloides. Son frecuentes en las razas negras y asiáticas.
ACNE TROPICAL: es frecuente en los acnés típicos de países tropicales con clima húmedo y cálido. Tiene características propias ya que las zonas que afecta generalmente son la parte posterior del tórax, región proximal de los miembros inferiores y no afecta al rostro.
ACNE MEDICAMENTOSO: Hay ciertos acnés provocados por los efectos colaterales de algunos medicamentos, como sucede con los corticoides. Pero hay otros fármacos que pueden provocarlo, por lo que es importante que las personas que lo ingieren conozcan el riesgo. Es el caso de los anabolizantes, los androgénicos, los compuestos que contienen Iodo, medicamentos para el tratamiento de la tuberculosis como la Isoniacida y hasta ciertos anticonceptivos orales.
ACNE DE CONTACTO: Muchas sustancias pueden originar el comienzo de un acné sólo por estar en contacto con la piel de las personas vulnerables. Esta variedad de acnés, lo pueden provocar diversas sustancias como los compuestos clorados, derivados del petróleo, y el riesgo a padecerlo lo sufren los trabajadores de ciertas industrias químicas que manipulan esas sustancias. Además hay un tipo de acné de contacto que no tiene relación con el trabajo, sino afecta más a las mujeres por la utilización de un maquillaje determinado: compuestos químicos incluidos en productos cosméticos, aceites y hasta en los protectores solares. Estas sustancias químicas pueden originar el comienzo de un proceso acneico, por el simple hecho de entrar en contacto con la piel de una persona predispuesta.


comments powered by Disqus