• >Acne
  • >Inicio
acne y anticonceptivos




ACNE Y ANTICONCEPTIVOS

GENERALIDADES: Existen una vasta serie de fármacos que se utilizan para combatir el acné, pero una de las que se usan con más frecuencia en mujeres son los fármacos anticoncneptivos orales. Algunos profesionales prescriben anticonceptivos para el acné sólo a mujeres adolescentes y otros lo hacen también con mujeres adultas. La acción fundamental que realizan los anticonceptivos en el acné es a través de la combinación de sus compuestos (estrógenos y progesterona), que aumentan en la sangre la concentración de una globulina conocida como Transportadora de Hormonas Sexuales (SHBG). Cuando se produce un aumento de esta globulina en la sangre inmediatamente se registra un incremento de los andrógenos que se unen a ellas, especialmente la Testosterona.

De tal manera que una vez que dichas globulinas se saturan ligándose a la testosterona, sólo queda una pequeña porción de hormonas libres, no ligados a la globulina, que son andrógenos activos con capacidad de activar el acné. Al disminuir la concentración de andrógenos activos disminuye el acné. Existen otro tipo de combinación de fármacos anticonceptivos que interactuando entre ellos logran reducir la actividad de una enzima (la 5 alpha-reductasa) que reduce a la Testosterona en dihidrotestosterona, un metabolito con mayor efecto androgénico sobre el folículo piloso, mejorando en consecuencia el acné.

MECANISMO HORMONAL EN EL ACNE: La testosterona es una hormona sexual masculina que se encuentra normalmente tanto en hombres como en mujeres, siendo en estas últimas de una concentración menor. Esta hormona es producida por los testículos (hombres) y los ovarios (mujeres) y la administración de anticonceptivos en el acné en las mujeres es porque actúan sobre los ovarios disminuyendo la producción de testosterona. Esta se convierte en un problema cuando es convertida en dihidroxitestosterona por la acción de la enzima 5-alpha-reductasa, tanto en hombres como mujeres. La dihidrotestosterona tiene una acción mucho más acentuada que su precursor (la testosterona) sobre el folículo pilosebaceo, estimulando a las glándulas sebáceas a producir sebo en exceso, que termina bloqueando los poros de la piel. El sebo atrapado, más las células epiteliales descamadas y la acción de las bacterias de la piel (P.Acnes), forman una sustancia que puede llegar a agravar la evolución del acné, con formación de comedones, pápulas, pústulas, quistes y a veces edemas. Muchos autores atribuyen un tipo de acné, el acné hormonal en las mujeres, a una excesiva producción de testosterona por sus ovarios. En esos casos, no son pocos los médicos dermatólogos que prescriben anticonceptivos orales con el objetivo de reducir el acné, ya que éstos limitan la producción de testosterona por los ovarios, como se mencionó anteriormente.

ELECCION DEL ANTICONCEPTIVO PARA EL ACNE
La mayoría de los médicos dermatólogos utilizan tratamientos hormonales combinados, donde interactúan los principios activos de un estrógeno denominado etinil estradiol y los de la progesterona, porque si se administra solamente ésta última puede provocar un “efecto paradojal” con un aumento en la producción de sebo por las glándulas sebáceas que empeora la evolución del acné. Por lo cual, los tratamientos que combinan estrógeno en dosis altas, de35mcg con el acetato de ciproterona, brindan buenos resultados en mujeres con acné, pero no deben administrarse por un tiempo prolongado porque pueden provocar efectos indeseables como inflamación de la glándula mamaria y retención de agua o lo que es más preocupante: riesgo de un tromboembolismo farmacológico. En los últimos años se han utilizado los anticonceptivos para acné que contienen drospirenona (derivado de la espironolactona) que tiene una acción inhibitoria de los andrógenos a los receptores androgénicos, posibilitando aún más el efecto antiandrogénico que pretende el tratamiento.

POSIBLES EFECTOS COLATERALES DE LOS ANTICONCEPTIVOS EN EL ACNE: Conviene recordar la importancia en la dosis correcta de los anticonceptivos, de acuerdo a las instrucciones del prospecto en el medicamento. Generalmente los efectos indeseables son de baja frecuencia, pero es importante que los pacientes sean advertidos antes del tratamiento. Entre los más significativos se encuentran: aumento de peso, náuseas, metrorragia (menstruaciones abundantes). En casos excepcionales pueden provocar aumento de la tensión arterial y formación de trombos sanguíneos.


comments powered by Disqus