• >Acne
  • >Inicio
dermoabrasion acne






DERMOABRASION ACNE

GENERALIDADES: La dermoabrasión es el procedimiento que se utiliza más frecuentemente para mejorar el aspecto de las cicatrices de la piel facial en general, pero especialmente para corregir las cicatrices profundas que son secuelas del acné. La dermoabrasión para el acné, también conocida como peeling mecánico tiene como objetivo disimular las cicatrices o marcas que deja como secuelas el acné. Es una técnica que consiste en “lijar” la superficie de la piel (exfoliación mecánica), especialmente en las personas que presentan cicatrices deprimidas y profundas, con bordes bien delimitados. Pueden utilizarse lijas manuales o eléctricas para remover ya sean lesiones superficiales, manchas o cicatrices. No sólo la dermoabrasión se usa para el acné, sino para otras patologías cutáneas como hiperpigmentación, tatuajes o lesiones precancerígenas.

Es considerada una cirugía menor, por medio de la cual, el profesional efectúa verdadero “esmerilado” de la superficie cutánea, tornándola más lisa y homogénea.

DESCRIPCIÓN DE LA TECNICA DE DERMOABRASION: La técnica de dermoabrasión en el acné usa una escoba que en su extremo distal tiene un arco rotativo o instrumento de diamante giratorio, de diferentes texturas, tamaño y forma, acoplado a un dispositivo que permite “pulir” las cicatrices del acné ,“homogeneizar” la zona afectada por cicatrices, con el objetivo de hacerlas invisibles. Es importante evitar la exposición al sol antes y después del tratamiento. Si es posible, realizarla en los meses de invierno. La dermoabrasión puede ser realizada en el consultorio o en un ámbito hospitalario, con previa anestesia local. El área a ser tratada tiene que estar limpia utilizando un antiséptico de limpieza y luego colocar un anestésico local inyectable. El instrumento rotativo de alta velocidad que se mencionó, remueve las capas superiores de la piel mejorando las irregularidades causadas por las cicatrices. El procedimiento tiene una duración de una hora y media, luego del cual el paciente deberá estar en observación durante cuatro horas, según el anestésico utilizado. Algunos pacientes refieren dolor local una vez concluida la dermoabrasión del acné, que se trata con analgésicos comunes. Se puede lavar el rostro luego de 48 horas de la cirugía con agua a temperatura ambiente. Entre una y dos semanas se formaran las costras y aparición de suero en la superficie de la piel, que tendrá también un color rojizo intenso que gradualmente desaparecerá en pocos días. Es fundamental el reposo postoperaorio por diez días y retomar la actividad física (gimnasio, ejercicios físicos moderados) luego de treinta días. Se debe evitar la exposición a los rayos solares durante seis meses, debiendo ser controlado profesionalmente para evaluar el resultado del tratamiento. La dermoabrasión para el acné puede realizarse en áreas pequeñas o en la totalidad de la superficie de la cara. También suele utilizarse combinada con otras técnicas como lifting facial, revisión de cicatrices, láser o peeling químicos.

PRE Y POSTQUIRURGICO DE LA DERMOABRASION: Antes de la cirugía se tiene que confeccionar una ficha clínica del paciente, a través de una anamnesis cuidadosa, donde se registren los antecedentes personales que sean importantes para la intervención (tanto del tipo de anestesia como la técnica a seguir). Se completa el registro de datos, con un examen clínico y de ser necesarios también, estudios de laboratorio (para descartar diabetes o coagulopatías). El profesional tiene que explicar al paciente cuál es el tipo de anestesia que va a recibir, la técnica que será utilizada y los resultados que pueden ser esperados. También advertir sobre los posibles riesgos y complicaciones, como puede suceder en todo acto quirúrgico. Es frecuente que el profesional realice fotografías del rostro para comparar antes y después de la intervención, a fin de documentar de esa manera los resultados obtenidos. Una vez concluido el procedimiento y al terminar el efecto anestésico queda la sensación de una “piel quemada por el sol”, como si fuera una quemadura de primer grado. Se puede utilizar una medicación local con acción analgésica y antinflamatoria en los casos de pacientes hipersensibles. También la utilización de compresas especiales y aplicación de emolientes son importantes para acelerar el tiempo de recuperación cutánea. La cicatrización total ocurre luego de diez días. Se puede utilizar maquillaje correctivo para cubrir la piel cicatrizada luego de la cicatrización total, advirtiendo la obligación de usar protectores solares en caso de exposición inevitable.

COMPLICACIONES DE LA DERMOABRASION: depende del tipo de cicatrización de cada paciente. Algunos tienen tendencia de cicatrizar dejando la superficie de la piel con manchas claras y otras en cambio, oscuras. Lo mismo puede ocurrirles a estas personas luego de la dermoabrasión para el acné. El profesional puede indicar el tratamiento de la hiperpigmentación con cremas blanqueadoras. Otras personas lamentablemente tienen predisposición a padecer cicatrices deformantes, llamadas “queloides”. Esos pacientes tienen el riesgo que luego de la cirugía padecer el mismo problema. La dermoabrasión para el acné no logra sus objetivos en todos los casos, ya que algunas cicatrices del acné requieren de oros procedimientos, como la remoción quirúrgica cuidadosa de las cicatrices, completando en algunos casos la intervención, con pequeños autoinjertos de piel. Otro tipo de cicatrices de acné requieren que la dermoabrasión se complemente con otro tipo de procedimiento, como inyectar colágeno o ácido hialurónico en los casos de cicatrices deprimidas.


comments powered by Disqus