• >Acne
  • >Inicio
manchas de acne


MANCHAS DE ACNE

GENERALIDADES: Es indudable que todas las personas, especialmente las mujeres se caracterizan por resaltar su aspecto estético, es decir “la imagen” de sí mismas que proyectan a los demás. La adolescencia quizás es la etapa de la vida donde más se manifiesta porque es en ése momento donde se busca la identidad y se afirma la autoestima. Hay ciertas patologías cutáneas que dejan secuelas en la piel del rostro, siendo una de las más frecuentes las manchas de acné. Los signos de esta enfermedad generalmente aparecen en la adolescencia o en la juventud, pero no todos los casos evolucionan dejando manchas de acné. Pero desgraciadamente, hay casos donde el acné fuera neutralizado y sin embargo quedan secuelas en forma manchas, llevando a éstos pacientes preocupados por su imagen, a buscar una solución rápida y definitiva a su problema.

Las manchas de acné son la consecuencia de puntos negros y comedones que se infectaron e inflamaron, que no pudieron “curarse” totalmente en forma adecuada. Una de las causas principales de la formación de manchas de acné, es el mal hábito de ciertos pacientes en “apretar” los granos con sus dedos. Otra de las causas que provocan las manchas de acné es el abuso en la utilización de productos antiacné o a la utilización de remedios contraindicados para dicha patología. La automedicación (utilizando fármacos equivocados) es lamentablemente es una de las causas evitables que dan origen a dichas secuelas.

COMO SE ORIGINAN LAS MANCHAS DE ACNE: A pesar de las distintas características que presentan los diferentes tipos de acné, el mecanismo por el cual algunos dejan secuelas, como es el caso de las manchas del acné, es similar en todos los casos. En el proceso por el cual se producen las manchas del acné intervienen varios elementos en forma escalonada: el disparador es un aumento de producción de sebo por las glándulas sebáceas, seguida por una acumulación de dicho sebo en el interior del conducto excretor, un aumento de la descamación de células epiteliales muertas, finalmente una obturación de la salida del conducto, tapando los poros de la piel. La sustancia formada por sebo y células muertas es un excelente “caldo de cultivo” para que se reproduzcan bacterias de la flora bacteriana de la piel (Proponiobaterium Acnes), quien termina colonizándola. Hay proceso acneicos que no siguen evolucionando, pero en los casos que eso no ocurre, la presión de la sustancia acumulada rompe el folículo y se propaga a tejidos vecinos, inflamándolo. Tales cambios se expresan por la aparición de pápulas, pústulas y hasta quistes, alternando con zonas edematosas.

Las secuelas que pueden dejar estas lesiones en la piel se denominan cicatrices del acné y de entro de éstas, algunas se pigmentan constituyendo las manchas del acné. Para comprobar que este es el mecanismo por el cual se podría iniciar un proceso acneico y sus posibles secuelas como por ejemplo las manchas de acné, se realizó una experiencia aplicando argamasa impermeable por un período de pocos días sobre piel humana. El resultado es un tipo de acné provocado por la obstrucción de los poros de la piel, acumulación del sebo que producen las glándulas sebáceas y de ser mantenido el proceso, en la zona aparecen las secuelas del acné, que incluye la formación de manchas. Hay otros investigadores han constatado que las personas que habitualmente utilizan ropas apretadas con material impermeable como PVC, látex o cuero, como ocurre en algunas actividades laborales, son vulnerables a contraer acné en las áreas de la piel que fueron aprisionadas. Otro grupo de riesgo de contraer acné son los que hacen el servicio militar (soldados o marineros), que actúan en selvas tropicales o subtropicales. Ellos son los que soportan una presión constante por el acarreo de mochilas y las mismas correas que presión en forma constante ciertos sectores de la piel. En estos casos, como los anteriores, han una verdadera “oclusión” de los poros de la piel, al que se suma el factor del calor y humedad del medio ambiente, que puede desencadenar el inicio del acné.

CARACTERISTICAS DE LAS MANCHAS DE ACNE: Las secuelas del acné en la superficie cutánea, pueden manifestarse en forma de cicatrices hiperpigmentadas conocidas como manchas de acné. Estas cicatrices suelen ser más leves. Son pequeñas de tamaño y aparecen en la zona de la piel donde previamente estuvo ubicado un “grano”. Son más susceptibles de padecerlas las personas de tez más oscura, a diferencia de las personas con tez blanca, que son más vulnerables de padecer cicatrices no pigmentadas, pero mucho más visibles que las primeras. Estas secuelas son causadas por lesiones previas que sufrieron contaminación bacteriana y que no fueron diagnosticas y tratadas oportunamente.

En realidad esos “granos” del acné nunca fueron curados y por ende, dejaron marcas definitivas en la piel, aunque hay que aclarar que no todas las marcas se convierten en manchas de acné, ya que pueden existir otras cicatrices que no sufrieron la hiperpigmentación (cicatrices no pigmentadas, queloides, etc). Que existan o no secuelas a causa del acné dependen de una serie de factores entre los cuales se pueden mencionar a los mecanismos inmunológicos del propio organismo y a la característica de la piel de cada persona. Es por todos conocidos que hay personas más vulnerables que otras a sufrir cicatrices o “marcas” ante cualquier injuria de la piel, (por ejemplo rasguños) por más pequeña que sea. En el caso de padecer acné, estas personas vulnerables son las que tienen que estar más preocupadas para recibir un tratamiento efectivo y de esa manera evitar las manchas de acné.


comments powered by Disqus