tipos de acne


TIPOS DE ACNE

 

GENERALIDADES: Antes de describir los diferentes tipos de acné, es oportuno recordar que el acné es una enfermedad inflamatoria crónica de los folículos pilosebaceos de la piel, que constituyen a su vez los conductos excretores de las glándulas sebáceas (encargadas de la nutrición) y de las glándulas sudoríparas (que producen el sudor). A través de estos conductos, los fluidos glandulares salen a la superficie de la piel, a través de un orificio pequeño denominado poro. La inflamación de los folículos determina la aparición de una sobreelevación de la epidermis que rodea al poro, formada por acúmulo de pus.

Existen distintos tipos de acné, que de acuerdo a sus características se clasifican en:     

Acné superficial:  Dentro de los diversos tipos de acné, éste es el más leve. Es como se inicia todo proceso acneico, con la aparición en una zona porosa de la piel, de un  “punto negro”, conocido como comedón. El origen del punto negro es la acumulación de cebo y la presencia de suciedad en el poro. El lugar donde se localizan los comedones coinciden con las áreas más seborreicas o grasosas del cuerpo, que en orden de frecuencia son: la cara (frente, mejillas y mentón), tronco (espaldas) y hombros. Es común de observar en adolescentes, la manipulación o intento de escurrir un punto negro, con el riesgo de originar la formación de un quisto y/o dejar secuelas cicatriciales.

Acné profundo: Cuando el proceso a nivel del acné superficial no se detiene, puede  evolucionar hacia un grado más complejo o sobreinfectarse con la aparición de pus. Este mecanismo se lo conoce como “profundización del acné”. De tal manera que no se observan simplemente comedones, sino la aparición de nódulos inflamados de tamaño mayor que aquellos, que pueden llegar alcanzar un tamaño superior a 5 milímetros de diámetro. En otros casos, pueden observarse el surgimiento de quistes que contienen pus que al romperse, forman abscesos. En su evolución, algunos drenan espontáneamente hacia la superficie de la piel, descargando su contenido purulento. En estos casos inevitablemente se produce una cicatriz residual, visible como una depresión de la epidermis, cuya profundidad y extensión depende de la lesión original. Dentro del espectro variado formado por los diversos tipos de acné, éste es el más grave.

Acné rosácea: Este tipo de acné, generalmente se observa en mujeres mayores de 30 años de edad. Contiene las características del acné superficial, pero lo que lo caracteriza es el enrojecimiento difuso de la piel que se observa en la cara, especialmente en nariz y mejillas, por la dilatación de los vasos sanguíneos presentes en la dermis.

El origen del acné es multifactorial. Los diferentes tipos de acné tienen en común que afectan tanto a hombres como mujeres, en cualquier segmento de edad y están condicionados por diversos factores exógenos y endógenos. Entre las causas del acné se encuentran:

Factores endócrinos: El acné suele iniciarse luego de la menarca, donde la irrupción de las hormonas androgénicas, hace que las glándulas sebáceas aumenten su actividad. Las oscilaciones de las hormonas sexuales pueden mejorar o empeorar el proceso del acné. Un ejemplo lo constituye el embarazo.

Factores alimenticios: No se conoce con exactitud cuáles alimentos pueden favorecer la aparición o la evolución del acné, pero se debe indicar a los pacientes, que si sospecha de algún tipo de comidas que consumieron en la misma época de en una crisis aguda del mismo, se deben eliminarlas de la dieta habitual.

Factores medio-ambientales: Los especialistas advierten que el desarrollo del acné es más acentuado en los meses invernales, que en los meses donde existe alta temperatura ambiental, quizás por el efecto beneficioso de los rayos solares.

Factores farmacológicos: Existen medicamentos conocidos como corticoides o corticoesteroides y ciertos medicamentos usados en tratamientos hormonales, que cuando se consumen por períodos prolongados pueden causar el proceso de acné.

Factores cosméticos: En general de recomienda no usar cremas cosméticas con alto contenido graso y optar por las que tienen base hidrosoluble.

 


comments powered by Disqus