• >Acne
  • >Inicio
tratamiento acne hormonal

 

TRATAMIENTO ACNE HORMONAL

GENERALIDADES: El tratamiento de acné con hormonas, que incluye además los anticonceptivos orales, ha sido reconocido como una buena opción por los médicos dermatólogos para el tratamiento del acné en mujeres, cuando el origen del mismo es por alteración de las hormonas sexuales. Se ha constatado con uno de los “disparadores” que pude iniciar un  proceso acneico es el efecto estimulante de las hormonas masculinas, denominados andrógenos adrenales, sobre las glándulas sebáceas, con un aumento de la producción de sebo. Una vez iniciado el proceso, con aumento de volumen del sebo cutáneo, comienzan a obturarse los conductos excretores, taponado los poros de la piel.

La acumulación de sebo y su imposibilidad de ser drenado constituye un excelente caldo de cultivo para proliferación bacteriana (a expensas del Propionibacterium acnes), produciéndose concomitantemente signos de inflamación e infección, con aparición de eritema, comedones, pápulas, nódulos y pústulas. El tratamiento del acné hormonal tiene como objetivo interrumpir la fase inicial del proceso, que incluye un amplio espectro de medicamentos como los anticonceptivos orales, la espironolactona y  antiandrógeno que no es del grupo de los anticonceptivos orales. El tratamiento hormonal del acné se está utilizando cada vez más en mujeres adultas, especialmente por las que intentaron infructuosamente solucionar su problema con el esquema clásico (ya sea en forma tópicos, por vía oral o una combinación de ambos). Se considera que esta situación alcanza al 60% de mujeres. No son pocos los profesionales que optan por prescribir en estos casos un tratamiento para acné hormonal logrando en la mayoría de los casos una respuesta satisfactoria.

DIVERSOS TRATAMIENTOS HORMONALES PARA EL ACNE EN MUJERES: Hay dos tipos de estrategias diferentes en el tratamiento hormonal del acné: los anticonceptivos orales y los antiandrógenos. Los anticonceptivos orales generalmente son utilizados como primera opción para el acné en mujeres adultas, que no responden al tratamiento tradicional. Estas hormonas son utilizadas en bajas dosis para evitar los efectos colaterales. Los antiandrógenos, en forma de comprimidos, se utilizan como segunda opción porque tienen como objetivo bloquear los efectos de la testosterona (hormona masculina que se encuentra también en la sangre). Otros profesionales prescriben un tratamiento combinando los dos fármacos, para tener mejores resultados. El tratamiento hormonal para el acné se indica en mujeres que se encuentran en la década de los veinte años, en las cuales haya fracasado el tratamiento tradicional. En la anamnesis surge que muchas de ellas tienen antecedentes de alteraciones del ciclo menstrual y coincidencia de aumento de la secreción grasa y exacerbación de las lesiones del acné en la pre-menstruación.

PRECAUCIONES QUE SE DEBEN TOMAR ANTES DE UN TRATAMIENTO HORMONAL PARA EL ACNE

Antes de comenzar el tratamiento, el médico dermatólogo tiene que descartar por medio del examen clínico y estudios complementarios que la paciente padezca el síndrome de ovario poliquístico (S.O.P.), que según trabajos epidemiológicos recientes, cerca del 15% de las mujeres en edad reproductiva lo presentan. Como esta patología (quistes en los ovarios) se caracteriza por una serie de síntomas y signos (menstruaciones irregulares, obesidad, infertilidad, aparición de vello masculino) pero que incluyen también una alteración en las hormonas sexuales y acné, hace necesario un diagnóstico diferencial. Muchas veces es necesario que el médico dermatólogo consulte con el médico ginecólogo que asiste a su paciente, para averiguar los antecedentes ginecológicos.

RELACION DE HOMONAS SEXUALES Y EL ACNE: los andrógenos involucrados en el proceso acneico son: 5-dihydrotestosterone (DHT la estosterona (T), la adrostenediona (A) e-sulfato de dehidroepiandrosterona (DHEA-S). Estas hormonas y sus derivados son producidas por los ovarios y las glándulas suprarrenales, glándulas a su vez supervisadas por las gonadotrofinas. Los niveles de testosterona sanguínea son inversamente proporcionales a los niveles de globulina de hormonas sexuales (SHBG), de tal manera que cuando los niveles de una están elevados los niveles de la otra se encuentran disminuidos y viceversa.

TRATAMIENTO CON ANTICONCEPTIVOS ORALES: Una de las acciones de los anticonceptivos  controlar los cambios bruscos en las hormonas sexuales, responsables del aumento de secreción de sebo por las glándulas sebáceas. Una vez que por efecto del tratamiento se logra reducir la secreción de sebo, los poros tienen menos probabilidad de obstruirse y dar comienzo a un proceso de mejoría de los síntomas y signos del acné. Los anticonceptivos que se utilizan están compuestos por una hormona sexual llamada progesterona, que tiene baja actividad androgénica, combinada con 35 microgramos de otra hormona sexual, eletinilestradiol (un estrógeno). Se administran en dosis bajas y en forma diaria. Luego de 2 meses de tratamiento continuado se pueden vislumbrar los primeros síntomas de mejoría. Muchos médicos dermatólogos recomiendan continuar con el tratamiento hormonal para acné para evitar las recidivas y mantener los logros obtenidos. Hubo casos en los que mujeres llegaron a la menopausia y sufrieron un agravamiento del acné. En estos casos también se recomienda realizar el tratamiento hormonal para el acné. Efectos colaterales: los anticonceptivos orales pueden causar efectos indeseables como: aumento de peso, trastornos digestivos, irritabilidad nerviosa y náuseas y vómitos.

TRATAMIENTO CON ANTIANDROGENOS SIN ACCION ANTICONCEPTIVA: Estos medicamentos conocidos con el nombre de espironolactona, actúan bloqueando la producción de testosterona en el organismo y de esa forma evitan el aumento de la actividad de las glándulas sebáceas responsables del exceso de sebo en el acné. El mecanismo de acción es anular los receptores androgénicos. Además disminuye la producción de andrógenos por las glándulas suprarrenales y ovarios, reduciendo el número de focos de acné en la piel. Puede ocasionar trastornos en el ciclo menstrual, por lo cual algunos médicos combinan este medicamento con anticonceptivos orales para disminuir los efectos colaterales de la espironolactona. El tratamiento debe ser prescripto por un medico dermatólogo y solo a los dos o tres meses pueden evaluarse los resultados.  Generalmente presentan menos frecuencia de efectos colaterales como ocurre con los anticonceptivos orales. También se pueden prescribir otras hormonas: los corticoides orales, como la prednisona y/o la dexametasona, ya que ayudan a mejorar la evolución del acné, por disminuir en forma paulatina la producción de andrógeno por la glándula suprarrenal.
Durante el tratamiento del acné hormonal, muchos profesionales aconsejan combinarlo con terapias tradicionales como tópicos o cremas, siguiendo pautas de limpieza del acné en forma rutinaria que deben incluir el uso de jabón medicamentoso y crema hidratante. Se debe advertir finalmente, como en todo tratamiento con hormonas, que una terapia hormonal exige exámenes y controles regulares de mama y útero, para prevenir la aparición de tumores en dichos órganos, especialmente en mujeres mayores de 40 años de edad.

 


comments powered by Disqus