tipos de enfermedades de transmision sexual


TIPOS DE ENFERMEDADES DE TRANSMISION SEXUAL


Son enfermedades infectocontagiosas que tienen la característica de contagiarse por medio de relaciones sexuales. Se conocen por la sigla E.T.S. (enfermedades de transmisión sexual). Como el nombre lo implica, estas enfermedades pueden ser y generalmente son transmitidas mediante el coito, ya sea vaginal, oral o anal. En ciertos casos en los cuales una enfermedad venérea ha infectado las fauces o la boca, no es extraño que la enfermedad pueda transmitirse a una persona sana a través de un beso húmedo (donde se intercambia saliva). Dentro de las que presentan más incidencia en la población se encuentran: la Gonococcia (Blenorragia), la Sífilis, la Hepatitis B, el Sida, las Vaginitis, las Uretritis inespecíficas, el Papiloma venéreo y el Herpes Genital.

Los síntomas y signos que presentan están relacionados al tipo de enfermedad que la persona padece. A continuación daremos algunos ejemplos: en alguna de ellas la característica más importante es de presentar lesiones visibles en el aparato genital externo: chancro sifilítico en el período de Sífilis Primaria. Caracteriza esta lesión su aspecto de úlcera, con base dura e indolora a la palpación. La ausencia del dolor muchas veces determina que los hombres no consulten al médico. En otros casos, como la Gonococcia el signo característico es de presentar secreciones amarillentas y densas  a través de la uretra en el hombre y flujo vaginal patológico en la mujer. Estos signos muchas veces se acompañan de  escozor o ardor al orinar, así como un aumento de

las micciones. Lamentablemente, existen otras enfermedades de transmisión sexual, que al no presentar síntomas y signos visibles en los genitales externos, su contagio pasa inadvertido, tal es el ejemplo del Sida y la Hepatitis B. En éstos últimos casos, son enfermedades que no se transmiten exclusivamente por la vía sexual, por ello es fácil entender que los virus que las causan, produzcan lesiones en órganos alejados del aparato genital. Puede darse  la circunstancia que en ciertos casos la enfermedad de transmisión sexual pase inadvertida. Tal es el caso de las mujeres que son contagiadas por los hombres infectados de gonococcia: el 80% de las mujeres que padecen esta enfermedad no perciben los síntomas, ya que la presencia del flujo vaginal no es muy evidente y muchas veces se confunde con el flujo habitual.

También hay que tener en cuenta, que algunas de las E.T.S. pueden dejar secuelas: Como ocurre en los hombres, donde la Blenorragia puede dejar como consecuencia una estrechez de la uretra (estenosis del conducto urinario) como causar esterilidad, que suelen aparecer tardíamente. También se puede enfatizar que la Sífilis, luego de cursar el estadio primario, de seguir su curso, puede llegar hasta el estadio terciario y producir graves alteraciones en el Sistema Nervioso, en los grandes vasos, como la Aorta (aneurisma) y en determinados órganos la aparición de los “gomas sifilíticos”, un nuevo tejido que reemplaza original. En las mujeres, muchas veces la consecuencia de una E.T.S. es la obstrucción de las trompas de Falopio y la consiguiente esterilidad.  Si la mujer es contagiada en el curso de un embarazo, existen enfermedades que producen graves alteraciones en el feto (malformaciones) Por ello, es importante recordar que la PREVENCION es la medida más eficaz para evitar el contagio de una E.T.S. El método más importante es el uso correcto del preservativo o condón, manteniendo la higiene genital antes y después del acto sexual.


 


comments powered by Disqus