los sentidos


s

LOS SENTIDOS

 

Los Procesos Sensoriales: Los procesos sensoriales se componen  principalmente por: Sensación, Percepción y Conciencia. La sensación es el proceso por el cual se detectan, identifican y regulan los estímulos y, solamente da a conocer o llevar la información. La percepción es la interpretación de la información. La conciencia es experiencia mental interna de una persona, es el  "darse cuenta",  entre esas experiencias internas puede darse la experiencia mental junto a los procesos fisiológicos corporales.  Vale la pena tener en cuenta que a los seres humanos se les atribuyen generalmente menos procesos sensoriales de los que tienen. Varias descripciones de los procesos sensoriales humanos se refieren a "cinco sentidos básicos", pero probablemente resulte más adecuado referirse a " siete básicos", y comprender además que cada uno de éstos tiene subcategorias. Los siete sentidos básicos mencionados son: visión, audición, olfato, gusto, tacto, equilibrio y sentido muscular. Siempre ocurren una determinada secuencia de eventos  en la actividad sensorial. En primer lugar, deben presentarse algunos estímulos adecuados al tipo de receptor sensorial, con la intensidad suficiente para que puedan ser recibidos.

Las señales se captan por medio del "receptor"  terminal (nervioso especializado para tal fin) y se transmiten a través del Sistema Nervioso Periférico Sensorial (o Somático) hacia el cerebro. La señal activa una parte determinada del cerebro la cual es registrada como una secuencia. O sea,

que  hasta que la señal no llegue al cerebro, no ocurre la sensación. La mayor parte de los receptores  sensoriales están ubicados de tal forma que  se encuentran resguardados dentro del organismo. Cada proceso sensorial tiene un rango limitado de recepción. Las capacidades sensoriales humanas son por lo general, muy buenas aunque algunas veces las capacidades de otros organismos las sobrepasen. Cuando los estímulos ocurren fuera del rango de recepción, el organismo no los  registra. Como  se dijo anteriormente, el estímulo debe ser los suficientemente fuerte para que ocurra la  recepción. El nivel necesario de intensidad se denomina "umbral". Es bueno distinguir entre umbrales que se necesitan para revelar la presencia o ausencia de un estímulo o para detectar un cambio en la intensidad del mismo. Clases de umbrales: umbral absoluto, umbral diferencial. El umbral absoluto es el mismo nivel de un estímulo, en el cual se puede detectar correctamente la presencia o ausencia del estímulo, en el  50% de los casos. El umbral diferencial, es la  mínima variación en el valor de un estímulo, la cual puede identificarse correctamente como un cambio; también se  conoce como diferencia apenas perceptible.

En ocasiones, cuando se compara con las circunstancias normales, el estímulo está en su nivel desacostumbrado. En  la mayor parte de estos casos, al parecer, los seres humanos son capaces de hacer ajustes y adoptar patrones de comportamiento que  les permite adaptarse al nuevo estímulo existente, este proceso se le llama "adaptación sensorial". Cuando el estímulo (mecánico, químico, electromagnético, luminoso, etc.) es captado por el receptor, su energía se transforma en un potencial de acción al que llamamos "transmisión" de la señal. Naturalmente que el nivel de energía que llega deberá estar al menos en el "umbral absoluto" antes de que pueda ocurrir la transmisión. Hay algunas teorías con respecto a la recepción sensorial, que indican que el estímulo debe tener algún valor mínimo inmodificable para su umbral absoluto y algún grado o nivel constante de cambio para su umbral diferencial. Pero,  trabajos posteriores han demostrado que tales conceptos son relativamente ingenuos. Los valores de los umbrales absolutos, así como los de los umbrales diferenciales, pueden variar de acuerdo a diversas condiciones que pueden ser internas o externas.

 

 


comments powered by Disqus