la-vision


LA VISION

 

Proceso sensorial del aparato visual. Tiene la mayor  cantidad de estímulos necesarios tanto para orientación en el medio que nos rodea  como para la percepción perceptiva y de la experiencia que se realiza a través del sentido de la vista. En el proceso de la visión intervienen tres  funciones principales que llevan a cabo el conjunto  del sistema visual: 1) La determinación del grado de  brillantez; 2) la percepción del color; 3) la percepción de la forma  y el espacio.
En el ojo, los receptores sensibles se estimulan al recibir la luz, que  consiste en energía radiante propagada en forma de ondas. La luz se propaga a través de ondas electromagnéticas, en ellas se distingue su longitud  y su intensidad. La longitud está relacionada con las vibraciones y la intensidad con la amplitud de la vibración.
Las diferentes longitudes de onda  dan lugar a un amplio espectro de la luz que el ojo humano sólo es  sensible a una zona limitada situada aproximadamente entre 360 y 700nm (nanómetros). En este  espectro visible las distintas longitudes de onda producen diferentes percepciones de color.
La luz tiene tres propiedades: color, brillantez  y saturación.
Color  (Matiz)j0115844 Es una propiedad de la luz que debe sus características a la longitud de onda a que esta es emitida.
Brillantez  j115845Mediante la brillantez se determina lo claro u oscuro del color, se trata de la tonos brillantes mientras que los tonos oscuros se deben  a ondas de escasa amplitud.
Saturación j115845Este concepto se relaciona con la pureza del color y físicamente, se basa  en la homogeneidad de la radiación, es decir si toda  la radiación es de una sola longitud de onda  el  color producido se dice que está saturado. Un color no saturado ( fruto de varias combinaciones de longitudes de onda) al mezclarse  con otros colores produce un tono grisáceo.

ORGANIZACIÓN  Y ANATOMÍA VISUAL
El Ojo : El ojo es una esfera compuesta básicamente por tres tipos de capas: la esclerótica, la coroides y la retina. En líneas posteriores se describen cada una de ellas, así como sus prolongaciones y otros elementos del ojo que juegan un papel relevante
en el proceso de la visión.

 La Retina: Superficie sensible a la luz que recibe la imagen. Se encuentra en contacto con la coroides y podría decirse que la cubre hasta el iris. En ella se proyectan invertidas las imágenes y de ahí se trasmiten al sistema nervioso central. La retina contiene los neuroreceptores sensibles a la luz: los conos y los bastones. De ella parte el nervio óptico por lo que se dice que es una extensión del mismo.
 La Esclerótica: Es la capa que recubre el globo ocular, con excepción del frente. Es una membrana fibrosa, opaca y resistente para protección del ojo (el blanco del ojo).
Bastones:  Al igual que los conos, son elementos fotosensibles pero solamente a la presencia o ausencia de luz -- sensaciones acromáticas (Blanco, negro y gris)-- y a estímulos luminosos. Hay aproximadamente 130 millones de bastones en la retina. La mayoría de los bastones se encuentran distribuidos en la periferia de la retina.
Conos: Son elementos fotosensibles los cuales son los responsables de las sensaciones cromáticas (colores) y de la agudeza visual y sensibles a estímulos luminosos de niveles altos. Existen 7 millones de conos distribuidos en toda la retina. Sin embargo, la mayoría de los conos se concentra en la parte central de la retina denominada fóvea.
Fóvea: Es una zona de la retina, ubicada en el área central y que resuelve la imagen con el mayor detalle y con color. En la fóvea se encuentran la mayor parte de los conos (5,000,000 de conos y casi ningún bastón). Ordinariamente la más pequeña área de sensibilidad de la fóvea es para el verde, luego el rojo, después el amarillo y el azul. Muchas de las acciones de la visión ocurren en ella.
Punto ciego: El punto en donde inicia el nervio óptico en la retina se le denomina punto ciego. Se le denomina así ya que en este punto no existen conos ni bastones por lo que en él no se pueden experimentar sensaciones-percepciones visuales.
Nervio óptico: El nervio óptico conduce el estímulo visual del ojo hacia el cerebro pero en forma de energía nerviosa, habiéndose transformado la energía radiante en ésta.
Pupila: Consiste en una abertura transparente, en el centro del iris, cuya función es regular la entrada de luz que se proyecta en la retina.
Cristalino (lente): Lente semirígido de membranas claras colocado detrás del iris, cuya  función creación de imágenes. El cristalino también recibe el nombre de lente.
Córnea: Es una prolongación de la esclerótica, es transparente y también cumple con la función de protección del ojo, pero en la zona frontal; no contiene vasos sanguíneos.
Coroides: Es una membrana delgada, aterciopelada, con células de pigmento negro que se encuentra en contacto con la esclerótica. Su función es evitar la degradación por la luz extraviada o reflejos internos de la imagen formada.
Iris: El iris es una cuya función es la lámina opaca y circular, colocada detrás de la córnea y rodeando la pupila. Constituye una prolongación de la coroides y puede variar de pigmentos (ésta estructura es la que diferencia el color de ojos).
Músculos oculares: Los músculos que sujetan el ojo controlan sus movimientos de manera simultánea a los dos ojos.
Músculos ciliares: Los músculos ciliares controlan el enfocamiento, por lo que se activan cuando se mira objetos que se encuentran más cerca que 6.5 metros.
Conjuntiva: Es una membrana delgada y transparente, continuación de la piel facial que cubre el frente del ojo.


comments powered by Disqus