• >Piel
  • >Inicio
capas de la piel

CAPAS DE LA PIEL

GENERALIDADES: La piel es el órgano que revista la superficie corporal. Existen tres capas de la piel, encontrando desde la superficie hacia el interior del cuerpo: una cubierta superficial de tejido epitelial, que se adhiere a una membrana basal, una capa de tejido conjuntivo denso conteniendo estructuras especiales y una capa de tejido adiposo subcutáneo que une la dermis a las estructuras subyacentes. Las funciones de la piel y de sus componentes anexos incluyen la protección del organismo, el sentido táctil, la termorregulación y la secreción. Brinda protección a los tejidos internos de los factores del medio ambiente como radiaciones, frio o calor ambiental, noxas físico-químicas y hasta la acción de microorganismos.

En situaciones donde no existe un aporte de agua adecuado, tiene capacidad de inhibir la pérdida de agua, sales  y electrolitos por sus poros previniendo la deshidratación. Sus receptores sensitivos captan los estímulos básicos: dolor, tacto, temperatura y presión.

LAS TRES CAPAS DE LA PIEL

1)EPIDERMIS: Es una capa generalmente muy delgada, con un espesor menor a 0,12 milímetros en la mayor parte del cuerpo, salvo en determinadas zonas donde tiene más espesor porque son vulnerables a constante fricciones o presión, como las plantas de los pies y las palmas de las manos. Cuando estas áreas están sometidas a presiones continuadas se general un espesamiento de la epidermis conocido como “callo”. La epidermis es un epitelio multiestratificado formado a su vez por varios estratos de células planas (epitelio pavimentoso). Debajo de ellas hay una capa de células que tienen la capacidad de multiplicarse continuamente (epitelio germinativo). Esto posibilita que las nuevas células “empujen” hacia la superficie a las células viejas, que se “achatan” y comienzan a fabricar y acumular una sustancia proteica resistente e impermeable, denominada queratina. Las células más superficiales repletas de queratina mueren y pasan a constituir un revestimiento resistente a la acción medioambiental, denominándose capa de queratina o capa córnea. Dentro de la epidermis existen receptores específicos, conectados con las terminaciones nerviosas, que captan los estímulos antes mencionados. Esta capa de la piel no contiene vasos sanguíneos, en consecuencia la oxigenación de sus células se logra por difusión a partir de los vasos de la dermis.

En las regiones pilosas hay terminaciones nerviosas específicas que conectan los folículos capilares y otras terminaciones a los llamados receptores de Ruffini (receptores de estímulos térmicos). En toda la superficie cutánea, haya o no haya vello existen 3 tipos de receptores: a) Corpúsculos de Paccini, que captan los estímulos de vibraciones y/o táctiles. b) Discos de Merkel, que perciben los estímulos táctiles y de presión-tracción sobre la epidermis y c) Terminaciones nerviosas libres, sensibles a estímulos mecánicos, térmicos y especialmente dolorosos. Solamente en las áreas sin vello se encuentran los llamados receptores específicos: Los Corpúsculos de Meissner, con capacidad táctil, se encuentran en las palmas de las manos y los Bulbos terminales de Krause, que son receptores específicos del frío. Estos últimos se encuentran en las regiones de unión de piel y mucosas, como labios y aparato genital.

2)DERMIS: Es la capa de la piel que se halla en el medio de la superficial y la profunda. Se halla ubicada debajo de la que constituyen las células germinativas de la epidermis y esta formada por tejido conjuntivo fibroso e irregular. La dermis contiene algunas fibras elásticas y reticulares y muchas fibras colágenas, surcada por una gran irrigación de vasos sanguíneos y linfáticos, como de una amplia red nerviosa. Se incluyen dentro de ella glándulas especializadas y órganos de los sentidos. Su espesor varía según la zona del cuerpo que cubra, pero en promedio el espesor es de 2 milímetros. Histologicamente está formada por 2 capas de células: la capa más externa llamada capa papilar está íntimamente adherida al estrato basal de la mencionada capa germinativa. Esta capa forma verdaderas “papilas” que en las plantas de pies y las palmas de manos están dispuestas en surcos paralelos y curvos, que dan una característica exterior típica (en las manos se llaman huellas digitales). La capa más profunda se denomina capa reticular y está formada por 2 estratos de fibras colágenas orientadas en varias direcciones, formando un diseño de red. Estas fibras se continúan hacia la profundidad penetrando en la hipodermis.

3)HIPODERMIS: Es la capa de la piel más profunda. Tiene un espesor que varía entre 10 y 30 milímetros. No se considera parte de la piel, pero constituye su sostén porque la fija a estructuras subyacentes. Este tejido también se lo denomina tejido celular subcutáneo. Esta capa está formada por tejido conjuntivo conteniendo células adiposas. En algunas regiones del cuerpo, como caderas y abdomen la acumulación de grasa en el tejido subcutáneo puede estar muy acentuada, condicionando una patología llamada celulitis. Además de constituir el sostén de la piel, brinda al organismo la reserva energética necesaria y protege al cuerpo de choques mecánicos (amortiguación de traumatismos) y las fluctuaciones del calor ambiental.


comments powered by Disqus