cuidado de la piel

CUIDADO DE LA PIEL

GENERALIDADES: La piel como todos los demás tejidos del cuerpo humano envejece biológicamente con el tiempo, proceso que no se puede evitar, pero a través de los últimos descubrimientos, el cuidado de la piel puede conseguir que el proceso de envejecimiento cutáneo sea más lento.  Fundamentados en estos logros científicos muchos profesionales dermatólogos recomiendan seguir una guía práctica sobre el cuidado de la piel a medida que el cuerpo envejece a fin de disminuir los efectos nocivos que produce el medio ambiente (rayos solares) y los estilos de vida (estrés crónico) en la piel. Esta consejería está basada en el consenso realizado en el año 2008, donde se establecieron 7 premisas básicas sobre el cuidado de la piel. A  continuación se describen:

1)EVITAR EL USO DE PRODUCTOS DE BELLEZA USADOS Y/O VIEJOS: Es una regla de la infectología que la manipulación de cremas que se encuentran en potes puede llevar al cultivo de diversos tipos de microorganismos cuando se sigue utilizando más allá de un año luego de realizar la apertura de su tapa. También es oportuno advertir que los gérmenes también pueden cultivarse dentro de los tubos de mascarillas faciales, ocasionando el riesgo de infecciones en los ojos. Por lo tanto también se recomienda cambiar de mascarilla luego de tres meses de haber sido abierta. Por lo dicho, no hay que tener muy en cuenta la fecha del vencimiento de producto, sino el tiempo que transcurrió desde que se destapó el envase. Hay algunas marcas que llevan un dibujo de un frasco con la tapa abierta donde se expresa la vida útil del producto.

2)NO FUMAR: Además de las consecuencias del tabaco sobre la salud (cáncer, infarto agudo de miocardio, obstrucción de arterias femorales, etc.) también la piel puede sufrir sus efectos nocivos. La piel de las personas fumadoras se presenta con más arrugas, especialmente en la cara se observan surcos verticales sobre el labio superior y arrugas alrededor de los ojos (aspiración del humo y el cierre parcial de los párpados para evitar el efecto del humo sobre la cornea).

3)EVITAR APRETARSE LOS GRANOS: El “apretar” un grano no logra “sacar” el contenido hacia el exterior, sino que lo que ocasiona es que las bacterias que están incluidas en él, se localicen más profundamente, con el riesgo de una infección (foliculitis, abceso, etc). Además de un proceso infeccioso cutáneo, se está en riesgo que la inflamación posterior cause cambios de color o peor aún, que aparezcan cicatrices.

4) EVITAR EL ESTRÉS: Una de las formas es tratar de dormir como mínimo 7 horas por día, ya que algunos trabajos de investigación han demostrado que la falta del descanso adecuado para la edad, puede condicionar estados de estrés y a su vez éstos causar trastornos en la vitalidad cutánea, inclusive en los folículos pilosos, ya que ciertas alopecias son ocasionadas por el estrés. Las patologías más comunes de la piel causadas por estados de estrés son: la psoriasis y la dermatitis atópica.

5)UTILIZAR SIEMPRE PROTECTORES SOLARES: Es sabido que la utilización de la pantalla solar muchas veces impide la instalación de un carcinoma de piel (especialmente el de  células escamosas). Además la exposición excesiva a los rayos solares trae como consecuencia un envejecimiento prematuro de la piel, con aparición precoz de arrugas y surcos, además de ocasionar una tipo de piel seca.

6)NO ABUSAR DE PRODUCTOS COSMETOLOGICOS: El cuidado de la piel, especialmente en las mujeres, está relacionado por los productos que se utilizan habitualmente sobre el rostro, como vitamina A, vitamina C y Acido salicílico, ya que contienen un pH ácido que puede llegar a ocasionar procesos irritativos o inflamatorios crónicos. La higiene diaria de la piel debe circunscribirse a un limpiador de cutis suave, pantalla hidratante con protección solar, crema con antioxidantes (vitamina E) y una crema antiarrugas que incluya el retinol y aminoácidos).

7)LAVADO DE CARA: El impacto que tiene el medio ambiente sobre la piel es enorme, ya que hay residuos ambientales que sea en la casa o en el trabajo se adhieren a la superficie cutánea, especialmente en el rostro. Por tal motivo, antes de acostarse es importante en las mujeres quitarse el maquillaje y las impurezas que fueron adhiriéndose a la piel durante el día. El lavado de cara tiene que ser simple y usando agua tibia a temperatura natural.


comments powered by Disqus