• >Cuidado
  • >Inicio
antioxidantes para la piel

ANTIOXIDANTES PARA LA PIEL

GENERALIDADES: Muchos tratamientos que se ofrecen dentro del mercado farmacéutico están rotulados como “antioxidantes para la piel”, no obstante, no todos lo son. Hay que recordar que los llamados radicales libres (sustancias que reaccionan ante el oxígeno) son desarrollados en forma continuada por el organismo en forma natural. El proceso de oxidación incluye el intercambio de electrones de una molécula a otra. La incorporación de antioxidantes a través de cremas es cada vez mayor, ya que la acción de “antienvejecimiento” de la piel es  un aporte a  la conservación de la imagen corporal. Los antioxidantes actúan en la piel neutralizando a los radicales libres formados por exposición excesiva a los rayos solares y al proceso de envejecimiento propio de la edad de los individuos. Muchas personas consumen antioxidantes a través de infusiones, como por ejemplo el té verde y jugos naturales de naranja.

LA ACCION ANTIOXIDANTE: Los antioxidantes poseen una función poco definida en el organismo, pero como promotores saludables, ayudan a las enzimas como superóxidos a restituir el número de electrones de sus átomos. El organismo normalmente está expuesto al estrés  oxidativo  y como consecuencia de este proceso son generadas moléculas perjudiciales, llamadas radicales libres (átomos químicamente activos o con moléculas con número impar de electrones con órbita externa. Como presentan uno o más electrones impares, aumentan la inestabilidad y pueden captar o dar electrones a otras moléculas del organismo. Los antioxidantes combaten los daños oxidativos ocasionados por los radicales libres, llegando a considerarlos “protectores” porque impiden que se oxiden otras moléculas.  De esa forma, transforman sustancias tóxicas basadas en radicales inestables o libres, en átomos estables, disminuyendo las lesiones celulares por ellas causadas. La producción de radicales libres benefician muchas de las funciones del organismo. Los leucocitos y los macrófagos utilizan estos productos para destruir bacterias y otros seres elementos invasores, como por ejemplo células neoplásicas que están escapando del control del tejido.

ALIMENTOS Y SU ACCION ANTIOXIDANTE: En la actualidad se conoce que existen otras fuentes de antioxidantes para la piel que forman parte de la alimentación: frutas, como la naranja, el ananá y las uvas tienen pequeñas cantidades de antioxidantes pero que por sí mismas podrían colaborar en el sistema inmunológico pero son insuficientes para lograr neutralizar ciertas patologías cutáneas como el acné o las manchas de la piel. No es necesaria una dieta calculada, sino debe priorizarse en ingerir alimentos m´{as naturales y variar la nutrición, incluyendo cereales, leguminosas, vegetales (verduras y frutas), líquidos (mínimo de 2 litros por día). Se aconseja evitar frituras, fast-foot y alimentos envasados. La alimentación debe ser fraccionada, evitar ingerir todo a la misma hora, sino 4 o 5 veces por día. Los efectos de una dieta equilibrada serían más internos, cuando se habla de radicales libre y es posible que aquellas personas que adoptaron un buen hábito alimentario observen por un período breve su piel más saludable. Esto se explica porque hay un mejor funcionamiento intestinal, del estado general y el aspecto de la piel, ent4re otros motivos. 

PRODUCTOS QUE CONTIENEN ANTIOXIDANTES PARA LA PIEL:

El producto ideal, de uso tópico sobre la piel y que tenga acción antioxidante, debe ser capaz mejorar la nutrición al tejido cutáneo, aliviar el eczema, las diversas dermatitis, erupciones cutáneas, rosácea, psoriasis, melasma y manchas de la edad.

Cuando se aplica sobre la piel normal activa los procesos innatos de la piel:

-mejora la capacidad de la piel para curar los efectos nocivos de los rayos ultravioletas y traumas causados por el medio ambiente (temperatura fría y acción del viento)  por la acción antioxidante.

-estimula la reconstrucción y renovación de las células dañadas y el efecto de la radiación solar.

-promueve la síntesis de moléculas de agua en los hidratos de carbono dentro de la piel, logrando que la piel se presente más fuerte y saludable.

-aumenta la propia capacidad de la piel de producir sustancias antibacterianas para su defensa.

Cuando se aplica sobre la piel seca, además tiene las siguientes acciones:

-mejora la humedad de la piel

-protege contra la deshidratación cutánea

-suaviza la líneas naturales de la piel envejecida

 



comments powered by Disqus