• >Cuidado
  • >Inicio
erupciones de la piel

ERUPCIONES DE LA PIEL

GENERALIDADES: Se denominan erupciones de la piel aquellas alteraciones en su superficie manifestadas por pequeñas sobreelevaciones localizadas, generalmente rojizas, que el vulgo conoce como “granos” y en el lenguaje médico se las llama “pápulas”, cuando tienen consistencia sólida, “vesículas”, cuando contienen contenido líquido y “pústulas” cuando su contenido es purulento. En muchos casos la erupción de piel se acompaña de prurito (mínimo o intenso) que condiciona a los pacientes al rascado, exacerbando la sintomatología y dejando lesiones secundarias en la superficie cutánea. Las causas de las erupciones de la piel son múltiples, por lo tanto es importante el diagnóstico correcto y de esa manera posibilitar el tratamiento adecuado.

Cabe destacar que hay erupciones cutáneas tienen una evolución muy corte y que remiten espontáneamente, como es el caso de ciertas alergias, que al evitar al alérgeno la erupción remite inmediatamente. En cambio otras evolucionan a la cronicidad y no sólo persisten en el tiempo, sino que en muchos casos dejan cicatrices, como ocurre con el acné.

CAUSAS DE LAS ERUPCIONES DE LA PIEL

-ENFERMEDADES INFECTOCONTAGIOSAS: Existen ciertas virosis que producen erupciones de piel generalizadas, llamadas en el lenguaje médico “exantemas” y cada una de ellas tiene presenta específicas características que facilitan su diagnóstico clínico. Entre ellas se destacan: a) el SARAMPION, que se manifiesta por la presencia de pápulas en la superficie cutánea, de color rojizo, pruriginosas y que se extiende a la mucosa bucofaríngea, conocida con el nombre de “enantema”. b) la RUBEOLA, caracterizada por un exantema puntiforme, es decir las pápulas son muy pequeñas conformando un tipo de “sarpullido” cutáneo. Se acompaña con la inflamación de ganglios de diversos sectores del cuerpo. c) la VARICELA, enfermedad virósica caracterizada por la presencia de vesículas, que contienen un líquido seroso, que al producir picazón se provocan lesiones de auto-rascado, con secuelas cicatriciales. También existen ciertas infecciones bacterianas como  d) la ESCARLATINA, que se manifiestan por erupciones en la piel, muy semejantes a la del Sarampión, pero que incluyen al cuero cabelludo y además se acompañan de inflamación de fauces y vómitos y  e) la ERISIPELA, una lesión caracterizada por una erupción localizada generalmente en los miembros inferiores, de gran tamaño, de color rojizo, caliente y con signo de inflamación aguda. Se acompaña de dolor local y fiebre. La mayoría de las patologías virósicas evolucionan satisfactoriamente y remiten espontáneamente, en cambio las dos últimas que son bacterianas, para su curación precisan de tratamientos con antibióticos.

-DERMATITIS: Hay diversas dermatitis no infecciosas que tienen como característica producir erupciones en la piel. Vamos a mencionar 2 de ellas: a) el ACNE, que provoca una erupción en zonas determinadas como cara, cuero cabelludo, cuello, pared anterior y posterior de tórax entre otras. La etiología es genética y hormona, y se debe al trastorno en la secreción de las glándulas sebáceas de la piel, con acumulación del sebo cutáneo, que provoca la formación de pequeños nódulos (comedones) y b) la PSORIASIS, que se caracteriza por una descamación de la capa córnea de la piel, con aumento de la sequedad cutánea, produciéndose lesiones de tipo escamoso, pruriginosas, que condicionan las lesiones de auto-rascado, que terminan empeorando su evolución. La psoriasis tiene un origen incierto y se localiza preferentemente en los pliegues de extensión (codos y rodillas) pero también en el cuero cabelludo, región retro-auricular y manos.

-ALERGIA: Los estados alérgicos no siempre se manifiestan en la superficie cutánea, ya que existen alergias respiratorias, que producen síntomas pulmonares (broncoespasmo), como las alimentarias, que provocan síntomas digestivos (vómitos y/o diarreas), pero en la mayoría de los casos de alergia existe una manifestación externa expresada como erupciones de la piel. Las causas de alergia en la piel tienen diversas formas de manifestación: desde la aparición de “granos” o pápulas en forma generalizada (por ej. alergia a medicamentos) o en forma de una erupción localizada, como ocurre en las alergia por contacto con el alérgeno (por ej. la erupción en una zona del brazo que estuvo en contacto con un vegetal). Las alergias en general remiten cuando el alérgeno desaparece del organismo, sin embargo existen las alergias crónicas, donde la erupción se mantiene por largo tiempo (meses), como en ciertas alergias alimentarias (intoxicación con pescado).

-REACCIONES A MEDICAMENTOS: Hay medicamentos que producen más reacciones que otros. Este tipo de efecto colateral se puede observar luego de ingerir la primera dosis o a los días siguientes de comenzado el tratamiento. En esos casos, en los prospectos que vienen en sus envases, se advierte las posibles reacciones secundarias que pueden presentar. Muchos laboratorios indican cual es el porcentaje de que ocurran. Dentro de las variadas reacciones medicamentosas, muchos de éstos provocan erupciones en la piel, semejantes a las alergias antes mencionadas. Las alergias cutáneas se diferencian de las erupciones infectocontagiosas en que las primeras no se acompañan de síndrome febril como las últimas y remiten rápidamente con tratamientos antialérgico específico o cuando desaparece el alergeno. 

CARACTERISTICAS DE LAS ERUPCIONES DE LA PIEL: Las erupciones cutáneas tienen variadas características: localizadas o generalizadas. Pueden ser agudas como por ejemplo la que provoca la mononucleosis infecciosa (puede durar horas o dos días) o crónicas, que se mantienen en el tiempo como el acné. Desde un enfoque morfológico se dividen en puntiformes (sarpullido de la rubeola) papulomatosas (como la erupción del sarampión), vesiculosas (como ocurre en la varicela) pustulosas (como el impétigo) maculosas (como en algunas alergias) y escamosas (como en la psoriasis).


comments powered by Disqus