• >Cuidado
  • >Inicio
higiene de la piel

HIGIENE DE LA PIEL

GENERALIDADES: Los cuidados y la higiene de la piel son muy importantes porque su función es proteger al cuerpo de las agresiones de las noxas medioambientales, como lo son el viento, el sol y la polución y los efectos nocivos de los múltiples gérmenes, sean virus o bacterias. Otra de sus acciones es ejercer la termorregulación del cuerpo, porque es conductora del calor y protectora del frío, gracias a su capa aislante de grasa humectante que producen las glándulas sebáceas. Contribuye también a la eliminación de los residuos del metabolismo celular, como por ejemplo, la urea e indirectamente desempeña un complemento de la función de los riñones. A la vez permite una discreta respiración transcutánea protegiendo de la deshidratación.

Pero como es sabido que la piel un tejido del cuerpo humano, como tal envejece biológicamente con el tiempo y las funciones mencionadas disminuyen con el envejecimiento. La higiene de la piel contribuye en conservar su vitalidad garantizando que sus funciones protectoras del organismo puedan realizarse.

IMPORTANCIA DE UNA ADECUADA HIGIENE DE LA PIEL: El olor del cuerpo puede afectar las relaciones sociales, como el olor del sudor. Numerosas patologías cutáneas como las dermatitis, el impétigo y ciertas micosis, están condicionadas por la falta de higiene de la piel. Como la mayoría de los mamíferos la piel humana tiene dos tipos de glándulas sudoríparas: las ecrinas que producen líquido para refrescar el cuerpo y las apócrinas, cuya secreción transporta las grasas y proteínas de las células al exterior. El sudor que producen las glándulas apócrinas se vierten hacia los folículos capilares y no directamente sobre la piel. Esta secreción, sumada a los productos del metabolismo de las grasas y proteínas secretadas, es digerida por las bacterias que están sobre la superficie cutánea produciendo el olor desagradable del sudor. Hay que recordar que la higiene de la piel tiene que ser más intensa según las razas o etnias. Los estudios sobre características raciales (que fue una preocupación en la primera mitad del siglo XX), constataron que los europeos y africanos poseen una mayor cantidad de glándulas sudoríparas apócrinas y por lo  tanto generan más cantidad de sudor. Los mongoles tienen una menor cantidad y los japoneses casi no tienen olor de sudor en las axilas. En cambio las etnias negras tienen un olor más fuerte que las personas de piel clara. Hay personas que padecen una patología en las glándulas sudoríparas conocida como HIPERHIDROSIS AXILAR: exceso de sudor en las axilas que dejan grandes manchas en la ropa.

También es importante conocer que se debe poner más celo en la higiene de la piel en las  personas que realizan gimnasia y/o deportes y en las que consumen ciertos tipos de alimentación. La actividad física intensa, especialmente en los ambientes cerrados y sin ventilación, provoca en las personas que el sudor se acumule sobre la piel e impregne sus ropas. Si la vestimenta que usan las personas no  es absorvente la secreción de la piel se deteriora debido a la degradación que sufre por la bacteria que se encuentran en la superficie cutánea. El tipo de alimentación es un factor condicionante para provocar “olores” que emanan de la piel. Las micosis de piel provocan olores intensos. En el “pie de atleta”, lesión localizada entre los dedos de los pies, existen fisuras donde se reproducen los hongos, que son responsables de un olor típico que se huele habitualmente en el calzado y en las medias. El tipo de vestimenta inadecuada, como las que retienen el calor del cuerpo, favorece la producción del sudor y no permiten su evaporación, permitiendo que los residuos bacteriológicos generen más olor.

RECOMENDACIONES PARA UNA BUENA HIGIENE DE LA PIEL
AGUA: Simplemente, hay que recordar que el agua pura, la que sale por la canilla o el agua de la lluvia es el producto de belleza más antiguo de la humanidad. Sea en forma de agua corriente, de compresas calientes o frías, o también en forma de pulverizaciones el agua constituye un elemento fundamental para una piel saludable. Utilizada como vapor caliente abre los poros y permite una limpieza más profunda. El vapor de agua puede utilizarse como “sauna facial” que facilita la extracción de los puntos negros. En estos casos se recomienda aplicar agua de rosas que tiene una acción astringente. El sauna logra activar la circulación sanguínea, proporcionando una sensación real de relajación muscular y sedación.
DUCHAS: En el baño diario se debe utilizar un cepillo suave para la higiene de la piel de las axilas, con espuma de jabón. Luego del baño se puede aplicar un desodorante común con poco contenido alcohólico para evitar el mal olor axilar. Si no hubo cuidados previos y se ha formado un revestimiento amarillento en cada vello, es necesario removerlos con un aparato de afeitar. Los pelos que se regeneran se deben conservar limpios. Hay que aclarar que no es lo mismo desodorante que antitranspirante. El segundo inhibe la transpiración por reducir el calibre de los poros y puede obstruir o retardar la secreción glandular, por ello se recomienda utilizar el primero.

DESCARTAR LOS PRODUCTOS DE BELLEZA USADOS: No sólo se debe tener lo que hay que utilizar en la higiene de la piel, sino lo que no hay que usar. El descarte de productos de belleza se recomienda porque hay posibilidad que las personas trasladen con sus propios dedos microorganismos a los potes de crema facial y de esa manera favorezcan su desarrollo. Muchas cremas se utilizan en los tubos de máscaras, creando así el riesgo de infecciones oculares. Todos los envases deben llevar impresa la fecha del vencimiento que tiene el producto una vez que se abra la tapa.

DEJAR DE FUMAR: La piel de las personas no fumadoras se ve más saludable que la de las fumadoras, ya que la piel de éstas últimas envejecen prematuramente. Se ven más arrugas verticales encima del labio superior que se forman cuando el fumador aspira el humo y también arrugas acentuadas alrededor de los ojos, porque también los entornan para evitar el efecto del humo en los ojos. Hasta la piel tiene un aspecto más cetrino.

NO EXPRIMIR LOS GRANOS DE LA PIEL: La presión que se ejerce sobre ellos intentando expulsar su contenido, sólo logra profundizar su acumulación, condicionando su infección. La inflamación posterior podría causar cambios en la pigmentación o cicatriz residual. Puede hasta dejar marcas en la cara.

USO ADECUADO DE LAS PANTALLAS SOLARES: Se recomienda utilizar regularmente los protectores solares para impedir patologías graves de la piel (cáncer de piel). El uso correcto pueden inhibir los cambios inducidos por el sol en la pigmentación y la textura de la piel.


comments powered by Disqus