patologia de la piel

PATOLOGIA DE PIEL

GENERALIDADES: Para comprender mejor la patología de la piel es importante recordar que la vida humana plena y satisfactoria depende en parte, del estado de equilibrio interno y las condiciones que permitan la normalidad emocional y de comportamiento. Claude Bernard en 1929 describió el equilibrio interno con el término de Homeostasis. En cambio los factores psicoemocionales dependen de la personalidad y el estado de salud psíquica. Uno de los recursos para enfrentar la patología de piel, está representado por los órganos que desempeñan más de una función, entre los cuales se encuentran el hígado, el páncreas y la piel. Esta última, dada la multiplicidad de funciones y su extensión anatómica es el territorio del cuerpo humano que más veces participa en este proceso de preservar la salud del organismo.

Son muchas e importantes las funciones de la piel y las patologías a las que ésta es vulnerable. Para interpretar las perturbaciones que puede sufrir el tejido cutáneo, es importante recordar sus funciones: melanogénesis, excreción, sensibilidad, metabolismo, pilogenésis, de depósito y una muy importante conocida como función psicodérmica. A continuación se describen las patologías de piel más importantes:

1)ERITEMA PÚDICO: Se le adjudica la prioridad de ser mencionado en primer lugar por tratarse de una característica manifestación refleja del grupo de funciones referidas (función psicodérmica) . Se trata de una extensa y temporal mancha eritematosa, mal delimitada, manifestada en la región anterior del tórax en las personas que previamente se desnudan para realizar un examen médico, con sensación de pudor. El mecanismo que lo produce es idéntico al del rubor facial, donde existen causas que producen vergüenza o sentimientos pudorosos. Es producto de la vasodilatación periférica y como tal, actúa el parasimpático.

2)HIPERPIGMENTACION: Se trata de una zona de color más oscuro del cutis, también conocida como “melanosis”. Se produce por un exceso de la función melanogénica de la piel, cuyo producto final es la melanina. Puede ser localizada, en forma de manchas pigmentadas o pigmentación difusa, en cuyo caso recibe el nombre de “melanodermia”. Este proceso es normal en las mujeres embarazadas y se lo conoce como “cloasma gravídico”, donde la hiperpigmentación se localiza en las areolas de los pezones. Hay otros estados de patología de piel, donde aparecen “melanosis maculosas” en enfermedades como sífilis y lepra, como también en personas que trabajan con aceites minerales, alquitranes, etc. También es importante mencionar que existe hiperpigmentación de la piel en los efectos secundarios de ciertos fármacos como la belladona, algunas sulfas y fenolftaleína.

3)HIPOPIGMENTACION: Es un signo de la piel que se produce por la pérdida de la melanina en una determinada zona del cuerpo. Acompaña a diversas patologías de la piel como el nevo acrómico, el vitíligo, la sífilis y la lepra, entre otros.  La piel aparece alterada en su color normal y la zona afectada se presenta de color blancuzco y un ejemplo del fenómeno está representado por la pitiriasis alba, donde existen manchas hipopigmentadas levemente descamadas, localizadas en brazos, relacionada con un estado de alergia heredofamiliar, que a su vez condiciona el asma y el eczema constitucional.

4)PRURITO: Un síntoma muy frecuente en la piel es el prurito o la “picazón”. Tiene una gran importancia en el diagnóstico de patologías de piel, ya que acompañan a numerosas dermopatías. Hay que diferenciar los pruritos “fisiológicos” como el de los ancianos, que resulta de la atrofia cutánea con degeneración de las fibras elásticas y la consiguiente irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas. El “pruritus sine materia” que acompaña a distintas dermatosis puede ser también un indicador de patologías primarias, lejanas al tejido cutáneo, que a través de este síntoma pueden ser identificadas (diabetes, cáncer, leucemia, gota, hepatitis y uremia entre otros). Cuando ocurre el llamado “prurito neuropático, la picazón es intensa e incontrolable, pudiendo aparecer excoriaciones neuróticas por el rascado. El mecanismo fisiopatológico del prurito es la irritación de las terminaciones nerviosas sensitivas de la piel por la acción bioquímica de sustancias que contactan con ellas, entre las cuales se encuentran la histamina y la serotonina. Luego los estímulos nerviosos resultantes se llevan al hipotálamo por las vías nerviosas aferentes.

5)PILOGENESIS: La generación de pelos, en diversas patologías de piel, puede estar aumentada (hipertricosis e hirsutismo) o disminuidas (hipotricosis y alopecia). La hipertricosis son más frecuentes en el sexo femenino y deben recibir el nombre de “hirsutismo”, y acompañan a diversas patologías como el hiper-suprarenalismo, el tumor ovárico virilizante, enfermedad de Cushing y la insuficiencia ovárica. La hipotricosis, cuando ocurre por ingestión de medicamentos como sales de talio o citostáticas, produce la caída de los pelos de la barba, cejas o cuero cabelludo.

6)SUDORACIÓN: En algunas patologías existe un aumento de la actividad de las glándulas sudoríparas, que están a su vez inervadas por el sistema parasimpático. La expresión máxima de esta situación es la hiperhidrosis, resultante de un estado de vagotonía. Hay estados de hiperhidrosis temporaria en estados emocionales y en situaciones más graves, cuando acompañan a los síntomas o los signos de un estado de shock, donde existe una disminución acentuada de la tensión arterial.


comments powered by Disqus