desastres provocados por el hombre



DESASTRES PROVOCADOS POR EL HOMBRE

Accidentes de carretera: Sin ahondar en demasiados detalles ni clasificaciones de estos accidentes, digamos que ocasionaron en los últimos treinta años un total  de 5.500.000 de muertos y 230.000.000 de heridos, ¼  de ellos graves. En la Argentina (donde la estadística sigue subiendo) casi 50 personas mueren por día en accidentes de tránsito.
Accidentes de tren: En ellos, es probable que exista un  10-20%  de muertos iniciales,  un 30-40-% de heridos graves que requieran tratamiento hospitalario y el resto de heridos leves.

Accidentes de aviación: Tipo de accidente que nos tocó vivir de cerca de los argentinos (recordar Austral en Entre Ríos y LAPA en Aeroparque). En ellos, la severidad del impacto y el fuego son directamente proporcionales al numero de muertos. En los casos de severidad moderada, puede esperarse hasta un 50% de sobrevivientes .
Naufragios:  A nivel mundial,  la zona más afectada por este siniestro fue el sudeste asiático (15.000 muertos por 335 accidentes en una estadística entre 1971 y 1985) y muchas de las víctimas sobrevivientes fallecen por hipotermia (marcado descenso de la temperatura corporal).
Incendios: Un estudio realizado en Suecia determinó que solo el 10% requirió hospitalización por períodos de duración variable, y tan solo el 1% de tratamiento específico en centros de quemados. Los hospitales generales de agudos no se encuentran preparados para recibir pacientes de este tipo, lo que debe obligar a perfeccionar la respuesta y aumentar la oferta en los centros especializados. Se debe tener en cuenta que el 60% de las muertes en los incendios son debidas a la inhalación del humo.

Explosiones:  Pueden ocurrir por accidentes con gases o líquidos inflamables, o por manipulación o almacenamiento de explosivos. La onda expansiva de la explosión causa lesiones Primarias : ruptura del tímpano y alvéolos pulmonares, Secundaria: proyectiles arrojados a distancia y Terciaria: traumatismos secundarios cuando el individuo es arrojado por la onda. Las lesiones que provocan las explosiones por inflamables son quemaduras y asfixia por inhalación.

Accidentes químicos y Biológicos:  Más de la mitad de estos accidentes ocurren durante el transporte y se relacionan con aquellas sustancias más comúnmente transportadas (petróleo, ácido sulfúrico, amoníaco, cloruros).
La nube tóxica que producen, obliga a la evacuación del área. El número de accidentes de este tipo aumenta, así como las muertes y los afectados. Demás está decir lo fundamental que resulta la preparación del personal interviniente .
Accidentes por Radiación: Pueden originarse en centrales nucleares, o por aplicaciones industriales o médicas de elementos radiantes. Los primeros se pueden prever, los segundos son de difícil solución por la ignorancia frente a estas situaciones.

Los efectos de la radiación dependen de la cantidad y del tiempo de la exposición. Los daños combinados de los efectos radiantes  con traumatismos, llevan a un problema serio en la terapéutica debido a la depresión inmunológica, cicatrización diferida y riesgo de infección.
Es importante recordar también los efectos tardíos de la exposición a radiaciones .
Actos terroristas y guerras: Las guerras son los desastres con consecuencias más serias en cuanto a los cuidados médicos, ya que al aumento constante de heridos aparece también una constante disminución en gastos destinados a la salud. Aceptemos esta realidad primaria, sin analizar aún las consecuencias mediatas e inmediatas orgánicas y psíquicas.


comments powered by Disqus