• >Primeros auxilios
  • >Inicio


LAS HEMORRAGIAS


La sangre se encuentra circulando por el interior de los vasos sanguíneos, los que la transportan a todo el cuerpo. Cuando alguno de estos vasos se rompe, la sangre sale de su interior originándose así una HEMORRAGIA.
En caso de hemorragias el organismo pone en funcionamiento mecanismos para controlarla, agrupando elementos (plaquetas) alrededor de la lesión y formando un coágulo que tapona dicho vaso.
Las hemorragias pueden ser:
Capilar o Superficial:
Compromete solo los vasos que irrigan la piel.
Generalmente es escasa y se puede controlar fácilmente.
Hemorragia Venosa:
Se caracteriza por el color rojo oscuro de la sangre y por su salida continua ya sea escasa o abundante.

Es importante saber que por su escasa presión, la hemorragia venosa se puede disminuir o cohibir, por la acción de la presión atmosférica. Por ejemplo, una hemorragia en cualquiera de los cuatro miembros (piernas o brazos) puede cohibirse con la posición del herido en decúbito dorsal y elevando el miembro afectado por encima del nivel del cuerpo.
Hemorragia Arterial:
Se caracteriza porque la sangre es de color rojo vivo, su salida es abundante, intermitente y coincide con cada pulsación.

Por otra parte las hemorragias pueden ser Externas o Internas  según haya o no salida al exterior.TRATAMIENTO DE LAS HEMORRAGIAS

Hemorragia Externa:
Acueste a la víctima
Colóquese guantes de látex.
Seque la herida con gasa limpia.
Aplique sobre la herida presión directa (la mayoría de las heridas se  controlan de ese modo.
Eleve la parte lesionada (si es en miembros) a un nivel superior al corazón.
Cubra los apósitos con los que hacía presión con una venda.
También puede hacer presión directa de la arteria contra el hueso  subyacente
Hemorragia por Nariz (Epistaxis)
Siente a la víctima y si es necesario inclínele  la cabeza hacia adelante (evita la ingestión y el vómito)
Presione sobre el tabique de la nariz con los dedos índice y  pulgar.

Traslade.
Hemorragia dental:
Con una gasa empapada en agua oxigenada (diluida) tapone el alvéolo dentario.
No permita buches con ningún tipo de solución y menos con agua  tibia .
No permita introducción de elementos extraños

Traslade al odontólogo.


comments powered by Disqus