las heridas

 


LAS HERIDAS


Son lesiones que producen pérdida de la integridad de los tejidos blandos. Producidas por agentes externos (p.ej. cuchillo) o internos como un hueso fracturado. También pueden clasificarse:
por sus características, en abiertas o cerradas,
según su gravedad en leves o complicadas,
según el elemento que las produce en cortantes, punzantes, cortopunzantes, laceradas, escoriaciones, por arma de fuego, avulsivas,
amputación y aplastamiento .

Antes de explicar el accionar del agente sanitario frente a las heridas, se hará una breve descripción de cada una de ellas para su fácil reconocimiento.



Heridas Abiertas:
Se observa en ellas, separación de los tejidos blandos. Son las más susceptibles a contaminación. Generalmente se originan por la acción de un elemento punzante o cortante que produce una escisión en la piel, tejido celular subcutáneo y a veces músculos. (p.ej. corte con un vidrio)

Heridas cerradas:
No se observa en ellas la separación antedicha, generalmente producidas por contusiones o traumatismos . La hemorragia se acumula debajo de la piel (hematoma), en cavidades o en vísceras. Están menos expuestas a contaminación pero deben tratarse rápidamente ya que pueden comprometer funciones de órganos o circulación sanguínea.

Heridas Simples o leves:
Son heridas que afectan únicamente piel. Ej : corte superficial, por elemento punzocortante.

Heridas complicadas:
Son extensas y profundas, con hemorragia abundante, generalmente hay lesión de músculos, vasos sanguíneos y puede o no presentarse perforación visceral.

Heridas cortantes incisas :
Producidas por objetos afilados (latas, vidrios, cuchillos). Los bordes de la herida son limpios y lineales y la hemorragia dependerá de la cantidad y calidad de los vasos seccionados.

Heridas punzantes:
Producidas por objetos tales como clavos, agujas, anzuelos. La lesión es dolorosa, el orificio de entrada es poco notorio, pero puede ser profunda, lesionar vísceras y provocar hemorragias internas. Sin embargo su mayor complicación es el Tétanos.

Heridas cortopunzantes:
Producidas por objetos agudos y afilados (tijeras, cuchillos). La hemorragia es abundante. Se combinan las dos heridas descriptas anteriormente.

Heridas laceradas:
Producidas por objetos de bordes dentados. Hay desgarramiento de tejidos y los bordes de la herida son irregulares.

Heridas por  arma de fuego:
Pueden ser con orificio de entrada únicamente (pequeño, redondo y limpio) o con orificio de entrada y salida. La hemorragia depende del vaso lesionado. Puede haber fractura o perforación visceral. Muchas heridas por armas de fuego hechas a corta distancia, presentan un halo periorificial de gran utilidad en pericias  forenses.

Escoriación o Abrasión:
Producidas por fricción o rozamiento de la piel con superficies duras. Hay perdida de la capa más superficial de la piel, dolor de tipo ardor y hemorragia escasa. En las caídas, son frecuentes las que se producen en codos y rodillas. Se infectan con frecuencia .

Heridas avulsivas:
Son aquellas que presentan el tejido violentamente separado o rasgado del cuerpo de la víctima Ej: mordedura de perro.

Heridas Contusas:
Producidas por elementos romos como ser palos, piedras o golpes de puño.
Hay dolor y hematoma. Se producen por la resistencia que ofrece el hueso ante el golpe. El sangrado aflora a través de la piel y van acompañadas de dolor e hinchazón de la parte afectada.

Amputación:
Extirpación completa de una parte o la totalidad de una extremidad (dedo, mano, pierna o brazo), a menudo con mayor o menor hemorragia según el sitio.

Aplastamiento:
Cuando parte del cuerpo son atrapadas entre objetos pesados. Pueden incluir fractura, lesión visceral y hemorragias abundantes. Este tipo de lesiones se puede observar en los derrumbes (terremotos y atentados con explosivos)


comments powered by Disqus