ofidismo

OFIDISMO

 

Ofidismo es la suma de síntomas y signos provocados por mordeduras de serpientes al inocular su veneno o ponzoña. Para ello, poseen dientes ponzoñosos que pueden ser acanalados o tubulares (según la especie) y que están en contacto con la glándula del veneno (en la mayoría de los casos una a cada lado de la cabeza).  
Los reptiles llamados Ofidios, entre los que se encuentran las culebras y las víboras, poseen marcha reptante y carecen de párpados móviles y de tímpanos. Su lengua sirve de órgano olfatorio y sus esbozos de oído sólo captan ondas terrestres. Un órgano sensorial extra del paladar de la serpiente acentúa su olfato. Se le llama órgano de jacobson  y consiste en dos estructuras saculares huecas muy sensibles. el olfato de la serpiente le permite localizar a sus presas.

LA VÍBORA DE CORAL (FAMILIA : ELAPIDAE)
Las víboras venenosas tienen una piel que tiende casi siempre a los colores oscuros con excepción de la CORAL (género Micrurus) que está formada por anillos completos de colores vivos como el rojo o anaranjado oscuro, el negro y el blanco (dispuestos en anillos). La falsa Coral tiene anillos incompletos ya que la zona ventral de su cuerpo es de un mismo color uniforme.

Su veneno es sumamente tóxico (neurotóxico). En la zona de la mordedura sólo suele existir un leve ardor o dolor, con disminución de la sensibilidad y a veces se puede observar edema (hinchazón) circunscripto. A los pocos minutos aparecen mareos, dolor de cabeza y náuseas. Los trastornos neurológicos comienzan en el miembro afectado con sensación de anestesia, luego afecta la deglución, aparece dificultad en la dicción, crisis de sofocación, parálisis en los músculos auxiliares de la respiración (los intercostales y el diafragma) .

El tratamiento específico es el suero anti-veneno correspondiente (suero antiofídico específico), que debe ser administrado por el médico dado los inconvenientes que puede ocasionar su aplicación.

Conductas prescritas :

No efectuar ligaduras de ningún tipo.
No realizar incisiones ni succiones de ningún tipo.
No utilizar cauterizantes locales.
No inyectar suero antiofídico localmente ni ninguna medicación local (como anestésicos o corticoides).
Las serpientes, todas ellas carnívoras, se alimentan de un modo peculiar. La mandíbula inferior, formada por dos huesos unidos en la barbilla por un ligamento elástico, puede abrirse para dar cabida a animales enteros, desde ratones

La midriasis (dilatación de la pupila) es de mal pronóstico en estos casos, aparecen serios trastornos respiratorios e hipotensión arterial, pudiéndose llegar al estado de shock cardiorrespiratorio irreversible que lleva a la muerte entre las cuatro y las seis horas de la mordedura

La serpiente cascabel  (Crotalus Terrificus)

La inoculación del veneno por su mordedura tiene dos tipos de acción : 1.- Neurotóxica : Ataca al Sistema Nervioso, apareciendo por ello trastornos de la sensibilidad (zonas de anestesia) e inclusive parálisis total, con alteraciones del equilibrio, visión borrosa. Disminución o abolición de los reflejos ósteo - tendinosos.
2.- Hemolítica : Destrucción de los glóbulos rojos del tejido sanguíneo .

Todo lo provocado por las acciones neurotóxica y hemolítica puede llevar a la muerte temprana, en un lapso de doce a cuarenta y ocho horas, o bien en forma tardía, por insuficiencia renal e intoxicación urémica (aumento fuera de los límites normales de la cantidad de urea en sangre).
 

O Yarará Grande O Víbora De La Cruz :
Se trata de una serpiente venenosa que se encuentra en el nordeste, centro del país y en la región del litoral. Tiene una longitud de un metro veinte centímetros a un metro y medio. Su cuerpo es grueso con cola que se afina bruscamente y de color castaño oscuro especialmente en los dibujos arriñonados que presenta su piel. Habita preferentemente las zonas húmedas y pantanosas.
Su veneno tiene,  al ser inoculado con la mordedura,  una gran acción local y menos manifestaciones generales, aunque puede aparecer fiebre, decaimiento, dolores abdominales, trastornos visuales, hipotensión arterial, vómitos sanguinolentos, hematuria (orina con sangre) e incluso estado de shock. La muerte puede sobrevenir dentro de las 72 horas por shock irreversible.

Localmente se suelen observar las huellas de los colmillos ponzoñosos, el dolor es intenso e inmediato, con sensación quemante que a veces se irradia a lo largo del miembro mordido. Poco después de la mordedura aparece un edema duro y un puntillado hemorrágico con ampollas sero-sanguinolentas.

 


comments powered by Disqus