actitud cifotica y cifosis rigida

ACTITUD CIFOTICA Y CIFOSIS RIGIDA



Decimos que una cifosis es flexible cuando su enderezamiento puede ser obtenido por un simple esfuerzo voluntario. No existen deformaciones óseas. El raquis dorsal adopta una forma redondeada y la línea de gravedad pasa por delante de este arco, estabilizándolo con la tensión de los elementos posteriores. El aspecto morfológico y la localización de esta actitud cifótica dependen del tipo genético del individuo y de su modo de equilibración general. La actitud cifótica es inseparable del desequilibrio general de la actitud. Sus orígenes son del orden psicomotor. No obstante, ciertas causas ocasionales pueden coadyudar a la desviación, tales como la astenia general habitual u ocasional, el sedentarismo, y deficiencias del orden fisiológico.


Decimos que una cifosis es flexible cuando su enderezamiento puede ser obtenido por un simple esfuerzo voluntario. No existen deformaciones óseas. El raquis dorsal adopta una forma redondeada y la línea de gravedad pasa por delante de este arco, estabilizándolo con la tensión de los elementos posteriores. El aspecto morfológico y la localización de esta actitud cifótica dependen del tipo genético del individuo y de su modo de equilibración general. La actitud cifótica es inseparable del desequilibrio general de la actitud. Sus orígenes son del orden psicomotor. No obstante, ciertas causas ocasionales pueden coadyudar a la desviación, tales como la astenia general habitual u ocasional, el sedentarismo, y deficiencias del orden fisiológico
La columna dorsal necesita para su equilibrio la tensión tónica permanente de los músculos de los canales dorsales, ya que sola no puede encontrar el equilibrio mecánico. Por lo tanto, cualquier descenso de potencial vital viene expresado, en primer lugar, por la búsqueda de un arriostramiento ligamentoso arrollando el raquis dorsal.

Malos hábitos posturales

Actitudes escolares y/o profesionales

Predisposiciones morfogenéticas

Cifosis rígida (o fijada)
Resultante muchas veces de una actitud cifótica inveterada y en particular, del sedentarismo. La ausencia de extensión dorsal conlleva una limitación progresiva de las posibilidades articulares de dicha extensión. Es una cifosis que no se endereza ya con el esfuerzo muscular y poco mas tarde ni con movilización manual.
En el niño, sin embargo, las cifosis rígidas que se pueden encontrar aparecen como verdaderas deformidades óseas, relacionadas al parecer con un tipo genético particular. En este sentido se puede hablar de una cifosis verdadera, en oposición a las cifosis más o menos rígidas del adolescente y del adulto.
Estas cifosis verdaderas tienen un aspecto particular son: dorsales alta y de radio corto y su reducción es muy difícil.

Causas de la hipercifosis torácica
En algunos casos, la hipercifosis torácica,  es un mecanismo de compensación de la  hiperlordosis lumbar.  En otras ocasiones su causa es desconocida (cifosis esenciales o idiopáticas).  Los factores genéticos o hereditarios pueden influir en su producción. Las posturas mantenidas durante muchas horas, e incluso alguna sobrecarga en edades de crecimiento, son asimismo factores que intervienen en este proceso.

Edad :
Se da habitualmente entre los dos primeros años de vida como causa del raquitismo. En el niño  en edad escolar aparece el dorso redondo infantil, como expresión de fácil cansancio y de la hipotonía muscular consecutivos a una estado general deficiente. Son niños pálidos, asténicos y delgados.
El dorso curvo de los adolescentes: o cifosis dorsal juvenil, se da principalmente por una enfermedad que ataca las epífisis vertebrales facilitando un aplastamiento de estos segmentos, la osteocondritis vertebral deformante. Cuando el proceso termina, la columna puede recuperar su posición normal, pero muchas veces deja como reliquia una cifosis.
La hipercifosis más común es la  del adolescente, que tiene como causa el crecimiento que se produce en esta etapa, lo que provoca descompensaciones que tienden a consolidarse en actitudes o hábitos cifóticos. Estas actitudes pueden corregirse, al menos parcialmente, con un tratamiento adecuado.

Herencia
Es un  hecho difícil de verificar.  Si existen indicios de antecedentes familiares de hipercifosis torácica puede estar determinada por una disposición esquelética o por factores glandulares hipofisiarios.

Sobrecargas
La columna vertebral en edades tempranas, cuando esta en pleno crecimiento no debe recibir sobrecargas.
Los excesos de peso, en trabajos físicos intensos, utilizando mal las palancas articulares desde el punto de vista de aplicación de la fuerza, así como algunos deportes sobre todo en el entrenamiento con cargas, hacen que la región torácica pueda recibir sobrecargas sin la debida preparación, ocasionando desviaciones.

Vicios posturales
Se pueden constatar fácilmente en la adolescencia, especialmente en el periodo escolar.  Las malas posturas, en muchas ocasiones por un mobiliario escorar no adecuado a las características antropométricas de los alumnos, pueden ser el origen de una actitud hipercifótica.

Consecuencias anátomo-fisiológicas:

En el aparato muscular:
Existe un estiramiento y elongación de los músculos profundos del dorso: (transverso espinoso, epiespinoso, dorsal largo y sacrolumbar).
La regulación del tono postural de estos músculos está seriamente alterada.
En el aparato ligamentoso:
Hay un estiramiento de los ligamentos posteriores.
( ligamento común posterior, ligamento amarillo, ligamento interespinoso y supraespinoso).
Hay retracción del ligamento común anterior.
Puede haber una calcificación más o menos acentuada  de ciertos ligamentos.
En la caja torácica:
El arrollamiento de la columna dorsal provoca un descenso de las costillas.
Esto ocasiona una insuficiencia de amplitud torácica. El enderezamiento dorsal puede verse obstaculizado por esa oclusión de las costillas,  de allí  la  necesidad
del desbloqueo toráxico y la gimnasia respiratoria.
Hay un abandono de la relación entre la parrilla costal y las escápulas.
En las clavículas :
El arrollamiento de los hombros hacia delante puede obstaculizar el desarrollo de las clavículas, que se encuentran comprimidas. Aparece una fijación hacia delante de los hombros y detención del desarrollo de la espalda, con desplazamiento de
los omóplatos hacia afuera, delante y arriba.

 


comments powered by Disqus