escoliosis


 

 

ESCOLIOSIS

La escoliosis  es la desviación de la columna vertebral con respecto al eje longitudinal medio del tronco, o la desviación lateral del raquis en el plano frontal.  La columna en este plano ha de ser completamente recta, considerándose escoliosis cualquier desviación por pequeña que sea.  Algunos autores admiten hasta 5 grados de inclinación fisiológica. Para entender correctamente el problema de la escoliosis, es necesario imaginarse la columna vertebral en el espacio, es decir en tres dimensiones.  De esta manera podemos apreciar otra serie de factores que determinan con mayor exactitud las características de esta deformación de columna.  Una de las definiciones que tienen en cuenta este concepto tridimensional de la escoliosis es la siguiente: desviación lateral de columna en  el plano frontal con acuñamiento y rotación vertebral.


Esta última definición establece la diferencia entre una escoliosis real o verdadera y una actitud escoliótica.  La actitud escoliótica, más frecuente en niños y jóvenes, es una curva flexible, sin rotación vertebral ni acuñamiento; lo que le confiere una mayor posibilidad de reeducación y tiene muchas más posibilidades de respuesta a un tratamiento mediante actividades físicas.  Otra de las características importantes de la actitud escoliótica es que se puede corregir voluntariamente mediante la contracción de algunos  grupos musculares, de manera especial los extensores de columna. Para el caso de las escoliosis idiopáticas, con agravación angular importante, tres fuerzas deformantes  entran en acción según el ritmo de crecimiento. 

Estas tres fuerzas son:
La flexión lateral del raquis, la rotación de las vértebras en la cúspide de la curva, y por fin, la fuerza de la gravedad, que, al andar, a la puesta en carga, ha acentuado la acción de las dos primeras. 

Estas tres fuerzas deformadoras provocan consecuencias morfológicas y funcionales:

Morfológicas:  la gibosidad torácica, el desequilibrio del tronco, la asimetría escapular antepulsada del lado de la convexidad y suspendida del lado cóncavo por encima de la depresión torácica.
funcionales:  estas angulaciones graves provocan un déficit volumétrico de la capacidad vital respiratoria, que a menudo, en los casos severos, es la consecuencia más grave de la enfermedad.
Diferencias entre escoliosis y actitud escoliótica. Como preámbulo al tema que nos ocupa, es importante analizar más profundamente las diferencias entre una escoliosis estructurada y una actitud escoliótica.  En una escoliosis o en una actitud escoliótica, apreciamos inicialmente: un hombro más elevado que otro, una prominencia escapular, una dismetría en la altura de las caderas, unos pliegues en las zonas laterales de la espalda, y probablemente una rotación que caracterizará a cada tipo de escoliosis.  Pero es necesario observar una serie de factores, fundamentalmente tres, que marcan la diferencia.


comments powered by Disqus