la debilidad muscular


 

 

 

LA DEBILIDAD MUSCULAR


La postura erecta, en la que el peso descansa sobre los miembros inferiores, produce un tamaño y fuerza considerablemente mayores en los músculos extensores de esos miembros y de las porciones inferiores del tronco. Como gran parte del esfuerzo que tendrían que realizar los flexores del tronco en la posición de cuadrupedia es contrarrestada con la postura erecta, dichos músculos, como es natural, tienden a atrofiarse. Y si hablamos de postura erecta surge inmediatamente una pregunta: ¿cuál es la correcta postura erecta?  Metheny ha indicado: "No existe una sola postura ideal para todos los individuos.  Cada persona debe tomar el cuerpo que tiene y sacar el menor partido de él.  Para cada individuo, la mejor posición es aquella en que los segmentos del cuerpo están equilibrados en la posición de menor esfuerzo y máximo sostén, y ésa es una cuestión individual".


Pero, indudablemente, la debilidad muscular y la falta de vitalidad predisponen a adoptar una posición de descanso con el fin de evitar la pérdida de energías.  Una de las causas más comunes de la postura defectuosa es la debilidad muscular generalizada. Por eso, es muy probable que la mejor medida preventiva en relación a lo morfogenético postural sea una niñez activa, con una actividad física sistemática y bien planeada.

¿Cuáles son los músculos que suelen encontrarse debilitados?

Por lo general, los siguientes:
-Los músculos, ligamentos y aponeurosis de los pies.
-Los gemelos.
-Los cuádriceps.
-Los glúteos .
-Los abdominales.
-La musculatura extensora del raquis.
-Los serratos.
-Los trapecios y los romboides.
las formas de entrenamiento muscular
Se distinguen:
-El trabajo isotónico-dinámico.
-El trabajo isométrico-estático.
-El trabajo mixto, dinámico-estático.                     
-El trabajo excéntrico o negativo.
-El trabajo isokinético.

El trabajo isotónico-dinámico:
Es el que se realiza a expensas de tensiones isotónicas. Existe tensión isotónica cuando se produce movimiento.  El músculo aproxima sus puntos de inserción al ser estimulado y como consecuencia se produce el desplazamiento de la carga soportada. Ahora bien, si el músculo no es sobrecargado se producirá un acortamiento con escasa tensión muscular. Si por el contrario se lo sobrecarga mucho, el músculo se acorta en función de esa resistencia y el trabajo realizado es igual al peso soportado por la distancia a la que ha sido desplazado.       
La intensidad del esfuerzo depende de la carga que se opone al músculo.
La musculatura responde a los distintos estímulos con modificaciones específicas. Es decir, que ante estímulos con dinámicos responde con aumentos en  la fuerza  isotónica .
El entrenamiento isotónico-dinámico (el más utilizado a nivel escolar) suele realizarse con:
Una resistencia  invariable:  representada por:
El propio cuerpo del compañero, una pelota pesada, una clava, un manubrio, una bolsa de arena, chalecos lastrados, tobilleras etc..

Resistencias variables: se recurre a elementos que permiten incrementar la carga, a medida que en función del entrenamiento aumenta la fuerza muscular.  Los aparatos más usados son: poleas, barras con discos, mancuernas, aparatos multi fuerza, etc..
El trabajo isotónico-dinámico básico o fundamental debe atender las siguientes pautas:
La carga se aumenta cuando el ejecutante es capaz de realizar series con repeticiones, con buena técnica y al máximo de velocidad. 
Se supone como buena técníca, que el ejecutante sea capaz de respetar las fases positivas y negativas del movimiento, acelerándolo y frenándolo, de acuerdo a lo que corresponda.
que respire adecuadamente,
que llegue a los puntos máximos del movimiento,
que no agregue impulsos extras que faciliten el ascenso o descenso de la carga.

El trabajo isométrico-estático:
Parte de la base que para el desarrollo de la fuerza muscular no hace falta la contracción del músculo, alcanza con el desarrollo de tensión.  En ese sentido, existe tensión isométrica cuando un músculo o un grupo de músculos intentan desplazar una carga y no pueden hacerlo por ser ésta muy pesada.  En estas tensiones isométricas:
-No existen cambios entre los puntos de inserción muscular.
-Hay aumentos de la tensión muscular.
-Esta tensión depende de la capacidad de la persona para actuar contra una resistencia inamovible.
-La irrigación muscular y en consecuencia el abastecimiento de oxígeno es deficiente.
El método isométrico sigue dando excelentes resultados en los siguientes casos:
-Para el desarrollo de la fuerza muscular.
-Para subsanar determinados puntos débiles que se pueden presentar en el recorrido de algún movimiento.
-Para desarrollar la "memoria de movimiento".

El trabajo mixto: dinámico-estático:
Consiste en una mezcla de tensiones isométricas con tensiones dinámicas.  Se utilizan pesos altos (80-90 % de las máximas posibilidades) que son movilizados isotónicamente hasta un determinado ángulo de interés y en esa posición se detiene el movimiento, manteniéndola 2- 3 segundos.
El número de series y repeticiones que se usa es bajo, debido a lo intensísimo del trabajo muscular: entre dos y tres series en las que se realiza de dos a tres repeticiones.
El trabajo excéntrico o negativo:
El músculo es capaz de desarrollar tensión tanto durante su contracción como durante su extensión. Y es precisamente esa característica, la de poder desarrollar tensión también en la faz "negativa" y no solamente en la "positiva", la que ha permitido desarrollar variados recursos prácticos para hacer más eficaz el trabajo muscular .
colocamos un banco debajo del ejecutante o lo levantamos hasta que llegue con su mentón por arriba de la barra de sostén y le pedimos que descienda lentamente, frenando su descenso hasta llegar al suelo o al apoyo sobre el banco.  De esa posición vuelve a saltar o es nuevamente ayudado y procede a descender lentamente, otra vez.  Repite 5 o 6 veces, aprovechando la mencionada menor intensidad de esa tensión.
Las tensiones excéntricas pueden ser una posibilidad de iniciación del entrenamiento.

 


comments powered by Disqus