la postura y la salud


 

 

LA POSTURA Y LA SALUD


La postura de cada individuo tiene características propias, y está determinada por factores diversos como el tono y el trofismo muscular, el estado de los ligamentos, los contornos óseos, etc. Para mantener el cuerpo en posición erecta, se necesita un equilibrio muscular adecuado entre la musculatura anterior de nuestro cuerpo, la abdominal y la dorsal que recubre la columna. Una postura correcta implica mantener el cuerpo bien alineado en cualquiera de las posiciones que puede adoptar. Si las líneas de gravedad antero- posterior y lateral no pasan por los puntos correctos de nuestro cuerpo, es porque existe un desequilibrio de ambas partes del mismo, ocasionado a veces por las malas posturas, que pueden concluir desencadenando determinadas deformidades patológicas como escoliosis, cifosis e hiperlordosis.

Buena postura es aquella donde:
Cabeza y hombros están equilibrados sobre la pelvis, cadera y rodillas
Cabeza erguida con barbilla recogida
El esternón es la parte del cuerpo que esta mas proyectado hacia delante.
Abdomen recogido y plano

Mala postura es aquella donde:
Cabeza sostenida hacia delante
Tórax deprimido
Abdomen en relajación completa y protuberante
Curvas raquídeas anteroposteriores exageradas
Hombros caídos .
La postura es una compleja situación en que intervienen como factores:
Los problemas de conservación del equilibrio total o parcial
La lucha constante contra la fuerza de gravedad
Una interacción psicosomática
Los hábitos y expresión de actitudes y movimientos

HIGIENE POSTURAL EN LOS ESCOLARES:
Un dato muy importante a tener en cuenta, es que el escolar realiza la mayor parte de sus actividades en la posición de sentado ante su mesa de trabajo, por lo que es de gran transcendencia que la postura que adopte sea la correcta. 
Así, una actitud postural viciosa, puede producir daños a veces irreparables en el aparato locomotor .
Es fácil encontrar y cada vez con más frecuencia, en todos las escuelas, alteraciones de la columna vertebral relacionadas con las actitudes y hábitos posturales erróneos de los escolares. Podemos observar que el mobiliario escolar existente en los centros es homogéneo para todos los alumnos de un mismo ciclo educativo (infantil, primaria y secundaria), en tanto que los alumnos de un mismo curso o ciclo no son homogéneos, por lo que debería adaptarse ese mobiliario a los alumnos, teniendo en cuenta el tamaño de su cuerpo (fundamentalmente la talla). También es frecuente observar malas posturas que se van adquiriendo al sentarse, agacharse, andar, etc., y las producidas por el gran peso que transportan a diario en sus mochilas, carteras y carritos, la mayoría de las veces de forma inadecuada.
Finalmente, resultan de gran rentabilidad a la sociedad, actuaciones de educación postural a estas edades, por el hecho de que los hábitos posturales deben ser educables de forma correcta, y que cuanto más precozmente se actúe hace que las distorsiones sean más fácilmente corregibles.
Se recomienda fundamentalmente :

A.- Programar la actividad escolar: de forma que se pueda combinar la actividad escolar mayoritariamente en posición de sentado, con juegos, deportes u otras actividades que requieran actividad física.
En casa se seguirá el mismo criterio para las horas de estudio.

B.- Para el transporte del material escolar:
Llevar a diario sólo lo necesario.
Utilizar preferentemente "carrito" (y mejor empujándolo que arrastrándolo), o mochila central,  apoyada en los dos hombros y con cincha o anclaje en la cintura. De ser cartera, bandolera o bolso (lo cual no es recomendable), cruzarla y aproximarla al cuerpo.

C.- Mobiliario Escolar:
La altura adecuada de la mesa es cuando el plano de ésta coincide con el pecho del niño. La silla debe tener un tamaño proporcional a la mesa, y ambas deben estar en relación con el tamaño del niño (evitar los mobiliarios estándar).
Sentarse correctamente y evitar giros repetidos y forzados de la columna (mirar al compañero de atrás). Estará sentado correctamente si apoya los pies en el suelo, con las rodillas en ángulo recto con las caderas, y éstas con el tronco. Si los pies no llegan al suelo poner un taburete para apoyarlos.
Apoyar la espalda firmemente contra el respaldo de la silla (si es necesario utilizar un cojín o una toalla enrollada para la parte inferior de la espalda). La mesa ha de estar a la altura del pecho del niño y próxima al mismo.
Escribir en la pizarra a una altura adecuada (evitar la híperextensión de la columna si se escribe demasiado alto, o posturas muy forzadas si se lo hace en la parte baja de la pizarra).
Evitar que el niño pase muchas horas viendo la televisión, pues en esa práctica permanece en posición sentado. Debe sustituirse por actividades deportivas o juegos. Pero tampoco esas actividades han de hacerse de forma abusiva, y habrán de evitarse aquellas que le causen molestias, o sobreexigencias no acordes con su desarrollo psicofísico.

 


comments powered by Disqus