pie plano



 

PIE PLANO

Los huesos del pie se hallan ordenados en forma abovedada, con el objeto de darle al mismo elasticidad, fuerza y facilidad de movimientos. En relación al sistema de sustentación y presión, el peso del cuerpo, proyectado sobre el pie, es sustentado por tres puntos de apoyo que forman el trípode plantar.El trípode plantar se configura con un punto posterior, el talón (hueso calcáneo), y dos puntos anteriores: por dentro, la cabeza del primer metatarsiano y, por fuera, la cabeza del quinto. Estos tres puntos de apoyo, a su vez, están fuertemente unidos por bandas aponeuróticas y musculares (arcos plantares) que sostienen en sus respectivos sitios los tres puntos descritos:


El pie, la sustentación y la marcha

El arco plantar interno une el apoyo calcáneo con la cabeza del primer metatarsiano (arco interno), el arco plantar externo une el apoyo calcáneo con la cabeza del quinto metatarsiano (arco externo) , y el anterior, une los puntos de apoyo de las cabezas del 1º y 5º metatarsianos (arco anterior).
Veremos cómo el aplastamiento de estos arcos, principalmente del arco interno y el anterior o metatarsiano, generan una rica y frecuente patología en el pie, pie plano longitudinal, pie plano anterior y su consecuencia el hallux valgus.
En la marcha, el peso del cuerpo es recibido y soportado por el primer punto de apoyo del talón (calcáneo) y, desde allí, se desplaza progresivamente hacia los puntos de apoyo anteriores (metatarsianos) a lo largo de dos vías: una interna (arco plantar longitudinal interno), constituido por el calcáneo, astrágalo, escafoides, primera cuña y primer metatarsiano.  Este arco tiene su

punto más alto a nivel del escafoides y sus puntos extremos en el calcáneo y cabeza del primer metatarsiano,  y otra externa (arco plantar longitudinal externo, más bajo que el interno, tiene su punto más alto en la articulación calcáneo cuboidea y está formado por el calcáneo, cuboides y los dos últimos metatarsianos.  Este arco tiene en común con el anteriormente citado su porción posterior (calcáneo), siendo sus puntos extremos el calcáneo por detrás y las cabezas de los dos últimos metatarsianos por delante.
En este momento, el peso del cuerpo es recibido y soportado por estos dos puntos de apoyo anteriores y repartido en toda la extensión del arco anterior, o metatarsiano, que soporta en el momento final del paso todo el peso del cuerpo.
Este arco anterior se halla extendido transversalmente entre las cabezas del primer y quinto metatarsianos cuando el pie está desgravitado, pero durante la carga del peso corporal todas las cabezas metatarsianas apoyan en el suelo.
La comprensión del reparto del peso del cuerpo según la posición del pie es trascendental para entender una parte importante de su patología.

En el pie en marcha se describen 4 momentos sucesivos:

Primer momento: cuando el pie está apoyado sólo en el talón (primer momento de la marcha), recibe todo el peso del cuerpo (50 kg, por ejemplo en un adolescente), el resto del pie, que aún no apoya, no recibe peso alguno.

Segundo momento: cuando el pie está en ángulo recto con respecto al eje de la pierna (posición plantigrada, sin calzado), el peso del cuerpo (50 kg, por ejemplo) se reparte equitativamente entre el punto de apoyo calcáneo que recibe 30 kg y el apoyo anterior o metatarsiano que recibe 20 kg.

Tercer momento: si el pie pisa con el talón (calcáneo) elevado en 2 cm (zapato del varón), los puntos de apoyo posterior y anteriores (metatarsianos) se reparten el peso por igual: 25 kg cada uno, de este modo, cada centímetro cuadrado de superficie plantar soporta una fracción proporcional y exacta del total del peso del cuerpo.

Cuarto momento: por último, cuando el pie se apoya solamente sobre el arco anterior (arco metatarsiano), como ocurre con el zapato de taco alto de las jóvenes, todo el peso del cuerpo gravita en esta pequeña zona. Cuando el arco anterior se encuentra sobrecargado y su resistencia sobrepasada (por obesidad, carga del peso, largas estadías de pie, etc.), o si su resistencia física está disminuida, como ocurre en la mujer, se inicia el proceso de su aplanamiento, que es progresivo e irreversible, generándose el pie plano anterior.

 


comments powered by Disqus