tipos de pie plano



 

TIPOS DE PIE PLANO


El pie plano puede ser congénito o adquirido. Dentro de estos últimos, según el momento de su aparición, tendremos:
el pie plano de la primera y segunda infancia, del adolescente y del adulto.
Lagomarsino, subdivide el grupo de pies planos adquiridos en dos subgrupos:
secundario  a lesiones orgánicas del esqueleto, de los músculos o del sistema nervioso, y funcionales,  en los cuales el trastorno es solamente estático.
Desde otro punto de vista, el pie plano valgo puede ser:
fláccido o blando;     contractura   artrósico.

Pie plano congénito:
Deformidad casi siempre grave, se presenta desde el nacimiento y muestra la planta del pie convexa y el antepié en valgo.  Se observa realmente una verdadera inversión de la bóveda plantar.  La radiografía muestra el astrágalo colocado en posición vertical, su cabeza apunta hacia la planta del pie.
El tratamiento de esta forma clínica, afortunadamente no muy común, es siempre quirúrgico y de resultados no muy alentadores.

Pie plano de la infancia y de la adolescencia:
La causa principal de esta forma clínica es la desproporción entre el peso corporal y el desarrollo del aparato locomotor.  Los músculos y ligamentos todavía no están suficientemente desarrollados para las exigencias a que son sometidos.
Otras veces es el crecimiento corporal rápido, con un escaso desarrollo muscular, el que produce los más diversos síntomas de insuficiencia funcional (cifosis juvenil, genu valgum, laxitudes articulares. etc.). y dentro de éstas el pie plano. El examen clínico de estos enfermos revela una gran laxitud articular y al explorar los movimientos del pie se comprueba una exagerada amplitud de los mismos.  La radiografía mostrará el descenso de la bóveda longitudinal; con lesiones osteo articulares.

Pie plano del adulto :
Forma clínica observada generalmente en individuos por encima de los 50 años.  Se comprueba disminución de la movilidad articular del pie, marcha claudicante y dolorosa.  La disminución de la movilidad articular y el dolor se explican por las lesiones de artrosis deformante de las articulaciones intrínsecas del pie.
Las radiografías mostrarán irregularidades en las interlíneas articulares y exostosis típicas de las lesiones artrósicas.

Pie plano contracturado:
Durante mucho tiempo fue considerado como un período en la evolución del pie plano. La contractura aparece generalmente en la adolescencia, pero puede vérsela también en la segunda infancia y en la edad adulta.  El alumno manifiesta dolor; la marcha es claudicante y dolorosa.  Al examinarlo y pedirle que efectúe activamente la supinación del pie se observará la imposibilidad de ejecutar dicho movimiento.  Por su parte, el examen de la motilidad pasiva permite comprobar la rigidez del pie: los movimientos de prono supinación no pueden ser ejecutados por la aplicación de fuerzas extrínsecas por parte del examinador; y además, al sacudir la pierna del enfermo, tomada con ambas manos por el observador, se comprueba que ésta se mueve junto con el pie en bloque, como si no hubiese articulación entre ellos (maniobra de Dupuytren).
La contractura muscular puede circunscribirse a los músculos peróneos y extensores, pero en otras ocasiones abarca a todos los restantes grupos musculares.  La persistencia de este cuadro clínico favorece las retracciones ligamentosas y las progresivas deformidades osteo articulares.
Actualmente se acepta que la anomalías tarsales son las causas principales del pie plano valgo contracturado y en segundo lugar las artritis .

Pie plano laxo infantil
A la Edad de 1 a 3 años, el niño se encuentra en un período de búsqueda de la verticalidad en el que casi todo es posible en cuanto a la forma de apoyar se refiere, por lo que no hay que apresurarse a tomar como patológico, lo que no es más que una transición hacia la "normalidad". La causa más frecuente de pie plano, es el pie plano laxo infantil. Se puede considerar que este tipo de pie es fisiológico, es decir, normal hasta los 4 años de edad, debido a la hiperlaxitud de los ligamentos articulares en esta época de la vida, y a la persistencia de una almohadilla de grasa en la bóveda plantar del pie, que nos da la apariencia de un falso pie plano.
De los 4 a los 9-10 años, se trata generalmente de niños hiperlaxos, que con frecuencia presentan también genu valgo y mayor elasticidad articular en general, de forma que en bipedestación, el niño tiene los pies en eversión y rotación externa, estando el eje de carga por dentro del dedo gordo. Con frecuencia, al caminar, desvían el pie hacia dentro, haciendo una marcha en rotación interna que es compensadora, y que se ve favorecida por el aumento que a estas edades existe del ángulo que el cuello del fémur forma con el eje de toda la pierna (ángulo de anteversión femoral).
Otros factores, como la obesidad y el sobrepeso, también frecuentes a estas edades, pueden favorecer el aplastamiento de la bóveda plantar, sin que se trate de un problema del propio pie (además de favorecer otras alteraciones estéticas en los miembros inferiores, como el genu valgo).
Por supuesto, la exploración del especialista debe descartar totalmente cualquier posibilidad de patología real en el pie, como ya indicamos antes. Por otra parte, todo pie aparentemente plano que se excava cuando el niño se pone de puntillas o al hacer la flexión dorsal del dedo gordo, va a ser un pie en principio no problemático, aunque se trate de un pie plano.

 


comments powered by Disqus